Sanidad no debe indemnizar a una mujer que quedó embarazada tras ligarse las trompas

EFE

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) desestimó el recurso presentado por una mujer. Esta reclamó una indemnización de 80.000 euros a la Consejería de Salud por haber quedado embarazada pese a que se había sometido a una intervención de ligadura de trompas. Para la reclamante, se trataba de un caso de responsabilidad patrimonial de la administración, al sufrir una mala práctica médica que no estaba obligada a soportar.

Además, señaló que se le había privado de su derecho a no tener más hijos, y ponía de relieve su precaria situación económica. Por ello, solicitó la indemnización, al considerar que existió una mala práctica médica en la intervención de la ligadura de trompas, efectuada en el hospital Rafael Méndez de Lorca.

Un margen de error

La sentencia, al desestimar el recurso, dice que el informe de la Inspección Médica incorporado a las actuaciones descarta esa infracción de la 'lex artis'. El mismo señala que, tras la cesárea, conforme a sus deseos y en el mismo acto quirúrgico, se le practicó una intervención de oclusión de trayecto tubárico, conocida como ligadura de trompas.

«Aun constituyendo la interrupción de la continuidad de las trompas tubáricas un método de planificación familiar considerado muy efectivo (...) existe, sin embargo, un porcentaje de fallos del 0,4%-0,6%», indica la Inspección Médica. La Sala dice que ese informe, lo mismo que el emitido por el hospital, descartan la existencia de una mala praxis o una actuación médica indebida.

 

Fotos

Vídeos