Salud elude posicionarse contra la homeopatía y respalda al Ministerio

El consejero de Salud, Manuel Villegas (en segunda fila, primero por la izquierda), el martes en el Consejo Interterritorial, en Madrid./L.V
El consejero de Salud, Manuel Villegas (en segunda fila, primero por la izquierda), el martes en el Consejo Interterritorial, en Madrid. / L.V

La Consejería señala que la consideración de estos productos como medicamentos viene marcada por la UE

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

La Consejería de Salud ha perdido esta semana la oportunidad de lanzar a la opinión pública de la Región un mensaje claro sobre la ausencia de evidencia científica alguna en los productos homeopáticos, que pasarán a venderse con la consideración de medicamentos pese a carecer de indicaciones terapéuticas. Mientras la mayoría de comunidades autónomas fijaron una posición diáfana el martes pasado en declaraciones a los medios tras el Consejo Interterritorial de Salud, advirtiendo de que «la homeopatía no es válida» -así lo resumió la representante valenciana, la socialista Carmen Montón-, el consejero murciano, Manuel Villegas, guardó silencio.

No hubo mención alguna a la polémica en las notas de prensa enviadas ese día sobre el Consejo Interterritorial, y ayer la Consejería volvió a eludir el asunto, alineándose con las medidas adoptadas por el Ministerio. A preguntas de 'La Verdad', la directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano, María Teresa Martínez, explicó que el Consejo Interterritorial se ha limitado a aprobar la aplicación de las directrices de la Agencia Europea del Medicamento, que «tiene autorizada la comercialización de productos homeopáticos y exige a todas las agencia nacionales y por extensión a todos los Estados miembros que adapten la información que aparece en dichos productos».

«El Consejo Interterritorial no discutió sobre la validez o no de estos productos, sino que abordó la adaptación de la información sobre los mismos», insistió. «En este sentido, se aprobó que especifiquen que no tienen acción terapéutica en su etiquetado». Desde Murcia, «consideramos que la validez o no de estos productos excede del ámbito político del Interterritorial, que llegado el caso debería tomar medidas en base a los informes de foros técnicos más cualificados y expertos como la propia Agencia del Medicamento, y siempre conforme a las directrices europeas». La directora general considera que «posicionarse políticamente sin el respaldo técnico adecuado es arriesgado y en cualquier caso demagógico y oportunista», ya que «decisiones de este tipo deben nacer del consenso, la reflexión y el adecuado aval técnico y profesional».

Pero el posicionamiento de las comunidades críticas con la consideración de la homeopatía como medicamento nace no ya de un respaldo técnico, sino de un consenso científico que roza la unanimidad. La Organización Médica Colegial (OMC), que califica a la homeopatía como una pseudoterapia, reclama al Ministerio de Sanidad que impida que estos productos se vendan en las oficinas de farmacia, ya que «su presencia en estos establecimientos contribuye a la confusión de los pacientes».

El Ministerio tiene en buena medida las manos atadas por las directivas europeas, pero las comunidades críticas reprochan su inacción, y le piden que trabaje en Europa para cambiar estas reglas. Valencia, Extremadura y Castilla La Mancha, entre otras, exigieron que al menos en el etiquetado de los productos homeopáticos se advierta de que carecen de indicación terapéutica. Finalmente, así se aprobó. Además, Valencia denunció un trato favorable a la industria homeopáticas en el pago de tasas.

 

Fotos

Vídeos