Salud declara la guerra al tabaco y planea casi erradicarlo en siete años

Una mujer fumja en una playa de La Manga en una imagen de archivo./J. M. Rodríguez / AGM
Una mujer fumja en una playa de La Manga en una imagen de archivo. / J. M. Rodríguez / AGM

La Consejería diseña una estrategia para reducir el consumo entre los murcianos del 28% actual al 5% en 2025

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Es una declaración de guerra en toda regla. El consejero de Salud, Manuel Villegas, presentó ayer en el palacio de San Esteban, tras la reunión del Consejo de Gobierno, la Estrategia Regional contra el Tabaco, con la finalidad de aplastar al enemigo y reducirlo casi a la nada en el plazo de siete años.

El objetivo primordial marcado por el consejero es reducir el consumo de tabaco en la Región al mínimo en el año 2025: pasar del 28% de fumadores que hay en la actualidad al 5%. Y para ello quiere llevar la ofensiva incluso a las playas, estableciendo restricciones a los fumadores. Villegas llegó a hablar de «erradicar el tabaco en las playas» y crear una red de playas sin humo, para lo que deberá contar necesariamente con la colaboración de los ayuntamientos.

El consejero presentó su plan antitabaco con la celebración el próximo domingo del Día Internacional contra el Cáncer de fondo. En la Región, apuntó, se detectan unos 7.000 casos de cáncer al año, y se producen unas 2.900 muertes. En el caso de los hombres, los más frecuentes son los de próstata (21%), el colorrectal (14%) y el de pulmón (14%), y en las mujeres, los de mama (28%), colorrectal (15%), útero (7%) y pulmón (4%).

Villegas propone ampliar las playas sin humo en la Región en colaboración con los ayuntamientos

«Es lo mismo que muerte»

La Estrategia Regional contra el Tabaco se enmarca en el frente de la prevención de la lucha más amplia contra el cámcer, puesto que, como indicó el consejero, el tabaco es el responsable del 33% de lo tumores, es decir, que una de cada tres muertes se podrían evitar. «El tabaco es lo mismo que muerte», aseveró Villegas, «acorta la esperanza de vida una media de diez años y es un grave problema de salud pública».

Según los datos aportados por el responsable de la sanidad regional, en la Región de Murcia hay unos 340.000 fumadores y el tabaco causa cada año unos 2.750 fallecidos. Los jóvenes murcianos empiezan a fumar entre los 14 y los 18 años, si bien no es este grupo de edad el que más preocupa a la Consejería, puesto que el porcentaje de jóvenes enganchados al tabaco ha bajado en la Región del 23% al 16% entre los años 2006 y 2017.

«El problema está en las mujeres jóvenes, que en la Región fuman más que la media nacional», señaló. En el conjunto de la Región, los fumadores representan un 28% de la población, tres puntos por encima de la media de España, precisamente debido al alto porcentaje de mujeres murcianas adictas al tabaco, que son un 26%, mientras que entre los murcianos este vicio afecta al 30%.

Para conseguir su ambicioso objetivo, el plan de la Consejería se propone concienciar a la población de los riesgos que supone fumar y «desnormalizar el tabaco», es decir, que este hábito sea visto como algo excepcional y anómalo. Villegas anunció, entre otras medidas, campañas de promoción de la salud, hacer hincapié en la educación, actuar entre los pacientes fumadores y promover una alianza regional que integre al Gobierno, ayuntamientos, asociaciones y colegios oficiales.

Más

 

Fotos

Vídeos