Salud cubre desde este mes la sedación en los abortos

Un grupo de mujeres reivindica el derecho al aborto, en una fotografía de archivo./EFE
Un grupo de mujeres reivindica el derecho al aborto, en una fotografía de archivo. / EFE

Las pacientes tenían que abonar hasta ahora entre 90 y 100 euros a las clínicas concertadas para poder recibir esta medicación

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha empezado a cubrir la sedación en las interrupciones voluntarias del embarazo tras las denuncias de la Asociación de Usuarios de la Sanidad. Hasta ahora, las mujeres que se sometían a un aborto tenían que abonar entre 90 y 100 euros a las clínicas concertadas que realizan estas intervenciones si querían ser sedadas, ya que el SMS solo asumía el uso de relajantes.

La situación ha cambiado después de que, en abril, el SMS enviase una circular a estas clínicas explicando que, a partir de mayo, «en el supuesto que alguna de las mujeres atendidas requiriese, según criterio clínico, algún procedimiento de sedación, analgesia o anestesia, en ningún caso se procederá a facturar directamente a la usuaria, entendiendo que se imputará al Servicio Murciano de Salud, que tras validar la pertinencia del mismo, procederá al pago de las mismas».

De acuerdo a una respuesta parlamentaria del consejero de Salud, Manuel Villegas, al grupo parlamentario de Podemos, más del 75% de las pacientes que interrumpen su embarazo en las doce primeras semanas hacen uso de la sedación. Pese a ello, hasta ahora la Administración no incluía esta medicación en sus contratos con las clínicas privadas que realizan estas intervenciones en la Región.

La Asociación de Usuarios denunció hace un año esta situación y pidió corregirla

En un comunicado, la Asociación de Usuarios se felicita por este cambio. «Hace un año que denunciamos y solicitamos a la Consejería de Salud que, de forma urgente, solucionara las situaciones que se estaban produciendo con respecto a la interrupción voluntaria del embarazo. Una de ellas era que estas intervenciones no tenían contemplada la sedación». Los usuarios preguntaron a Salud por los «criterios clínicos» de esta exclusión, «entendiendo que la sedación es inherente y necesaria en este tipo de intervenciones, ya que no es concebible un acto quirúrgico sin ella».

Regularizar los contratos

La Asociación de Usuarios pide también a la Consejería de Salud que aclare si se han regularizado ya los contratos con las cinco clínicas privadas que cubren los abortos en la Región. En 2017, el consejero, Manuel Villegas, admitió en una respuesta parlamentaria a Podemos que «no existe ningún convenio suscrito entre el SMS y centros privados para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo». Ningún hospital público de la Región practica abortos. Los ginecólogos de Cartagena y Lorca son todos objetores, mientras en La Arrixaca hay 31 objetores y otros 31 facultativos que «no se pronuncian», según la información facilitada a Podemos en su día por la Consejería.