Salud activa la alerta roja por temperaturas superiores a 40 grados al menos hasta el sábado

Un hombre pasa corriendo, ayer, junto a un termómetro en Murcia que marca 41 grados. Realizar deporte con estas temperaturas representa un alto riesgo de golpe de calor. / j. carrión / agm
Un hombre pasa corriendo, ayer, junto a un termómetro en Murcia que marca 41 grados. Realizar deporte con estas temperaturas representa un alto riesgo de golpe de calor. / j. carrión / agm

La Región afronta hoy otra jornada de intenso calor, que se acrecentará mañana

LA VERDADMURCIA

La Región de Murcia afronta una larga ola de calor a la que no se ve el final. Salud Pública ha activado la alerta roja ante la acumulación de días con temperaturas que rondan o incluso superan los 40 grados. Hoy, los termómetros se mantendrán o descenderán muy levemente, para subir de nuevo mañana y el sábado. En principio, y según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la Región no empezará a respirar algo mejor hasta el domingo. Las máximas alcanzaron ya ayer los 40,7 grados en Murcia, de acuerdo a los registros de la Aemet. También se superaron los 40 en Molina de Segura, Cieza, Totana y Abanilla, entre otras localidades. Para hoy, Meteorología prevé 40 grados en Murcia, 39 en Caravaca de la Cruz, 38 en Lorca y Yecla y 31 en Cartagena. Conciliar el sueño en Murcia será difícil, con 25 grados de mínima. En Cartagena, los termómetros no bajarán de 23 grados, según las previsiones, mientras en Lorca se quedarán en 22.

El calor será aún más intenso mañana, con hasta 42 grados en Murcia, 43 en Cieza y Molina de Segura y 41 en Lorca. El sábado, las temperaturas mínimas irán en ascenso, con hasta 26 grados en Murcia. Las máximas también seguirán subiendo en el litoral, aunque bajarán levemente en el interior. Sin embargo, seguirán siendo muy altas y de nuevo se pueden alcanzar o superar los 40 grados en muchos puntos del interior de la Región.

La ola de calor no remitirá hasta el domingo, cuando según la Aemet se producirá un «descenso generalizado» de las temperaturas. Ante esta situación de intensa y prolongada ola de calor, la Dirección General de Salud Pública ha vuelto a recordar la necesidad de prevenir posibles efectos adversos, que pueden ser muy graves. Para ello, hay que hidratarse y evitar la práctica deportiva o los trabajos a pleno sol durante las horas centrales del día.