Los salones de juego y los 'chinos' son los más incumplidores con la ley antitabaco

Una joven fuma en una terraza al aire libre de Murcia, donde sí está permitido hacerlo. / javier carrión / AGM
Una joven fuma en una terraza al aire libre de Murcia, donde sí está permitido hacerlo. / javier carrión / AGM

Las denuncias impuestas solo hasta mayo, 217, casi alcanzan el total de las tramitadas en todo el año 2018

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

Los salones de juego y las tiendas de conveniencia (conocidas popularmente como 'chinos') son los más incumplidores con la ley antitabaco. Por el contrario, los hosteleros murcianos se han puesto las pilas, y en sus locales se cometen menos infracciones que en los primeros años de aplicación de la ley. Así lo han constatado el responsable del programa de inspección de la Consejería de Salud, Claudio Buenestado, y el director general de Salud Pública y Adicciones, José Carlos Vicente. En los locales de juego, los inspectores han tramitado infracciones al identificar a usuarios fumando y por incumplimiento de las condiciones de la venta de tabaco. En los comercios de conveniencia, los incumplimientos se centran en la venta a menores y de cigarrillos sueltos. Los bares y restaurantes, en cambio, han rebajado su nivel de infracciones. Con todo, el consejero de Salud, Manuel Villegas, remarcó ayer que el 62% de las personas a las que se ha preguntado tienen la percepción de que no se cumple la ley antitabaco que prohíbe fumar en terrazas cerradas, diez años después de su puesta en marcha.

Por contra, el presidente de la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo (Hostemur), Jesús Jiménez, remarcó que los locales han realizado grandes inversiones para adaptar las terrazas, donde está prohibido fumar solo si están cubiertas y cerradas por más de dos paredes. «El hostelero conoce la ley al detalle y cumple, y los clientes lo tienen asumido», remarcó Jiménez.

La Consejería de Salud ha intensificado en el último año las inspecciones específicas que se realizan en todo tipo de locales para mejorar el nivel de cumplimiento de la normativa. La mayor vigilancia ha generado un aumento de las denuncias y multas en 2019, que a final de mayo casi alcanzaban las tramitadas durante todo el año 2018. Los datos fueron expuestos ayer, Día Mundial sin Tabaco, tras la presentación de la campaña para fomentar los entornos sin humo, impulsada por la Administración regional.

Los principales motivos de las denuncias son permitir fumar dentro de los establecimientos y vender sin permiso

Durante todo el año 2018, se tramitaron 249 denuncias y expedientes sancionadores por incumplimiento de la ley reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco. Solo hasta el 1 de mayo de 2019, se han tramitado ya 217 denuncias. Los principales motivos de las denuncias graves han sido permitir fumar dentro de los establecimientos, así como la venta en establecimientos no autorizados.

El consejero Villegas se refirió también a los incumplimientos de la ley antitabaco en los hospitales, detectados por los técnicos de Salud Pública, que advirtieron en un reciente informe «zonas con presencia de colillas y olores inequívocos» en los recintos sanitarios. Para Villegas, «una bata blanca no puede tener un cigarrillo en la boca, es una incongruencia».

Salud pone en marcha una campaña por un entorno sin humo que invita a disfrutar de los «aromas de la Región»

La campaña presentada ayer por el consejero, llamada 'Un entorno libre de humos es un entorno saludable', se basa en carteles y vídeos que «invitan a disfrutar de los aromas de nuestra Región. De sus entornos naturales de montaña, mar y huerta, algo que es imposible si se fuma o si sometemos nuestro olfato al olor a tabaco», dijo ayer el titular de Salud en funciones.

«Una epidemia»

«Debemos afrontar el tabaquismo como una epidemia con la que hemos de acabar y ante la que las instituciones no pueden permanecer impasibles y seguir impulsando acciones que ayuden a concienciar a la población de los efectos nocivos del tabaco y a 'desnormalizar' su consumo, así como asegurar el correcto cumplimiento de la ley antitabaco e instar a la corresponsabilidad de los profesionales de la sanidad», remarcó Villegas, quien recordó que la encuesta anual de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria alerta del aumento de fumadores del 21% al 23,3%. «El tabaco mata a más gente que el sida, las drogas ilegales, los accidentes de tráfico y el alcohol juntos y, además, acorta la esperanza de vida 10 años de media. Uno de cada dos fumadores morirá a causa del tabaco, la tercera parte de ellos por cáncer», remarcó Villegas.

Más