Revisan una treintena de bienes culturales para comprobar los daños por las lluvias

La consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, visita la Sala Verónicas tras el episodio de lluvias torrenciales./CARM
La consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, visita la Sala Verónicas tras el episodio de lluvias torrenciales. / CARM

La Consejería de Educación y Cultura coordina, a través de la Unidad de Emergencias en Patrimonio Cultural, los trabajos de comprobación. Destacan que la incidencia en los museos dependientes de la Comunidad ha sido mínima

LA VERDADMurcia

La Consejería de Educación y Cultura coordina, a través de la Unidad de Emergencias en Patrimonio Cultural, la revisión de una treintena de bienes culturales y patrimoniales para comprobar los efectos de las lluvias torrenciales en la Región de Murcia. En concreto, se están coordinando estos trabajos junto a técnicos municipales y de la Diócesis de Cartagena, y se ha establecido una metodología y protocolos comunes para agilizar y mejorar la eficacia y eficiencia de los trabajos.

La consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, visitó este viernes la Sala Verónicas para comprobar los daños sufridos en este inmueble, que se comprobó que son menores, e informó del trabajo que se está realizando desde el inicio de la depresión aislada en niveles altos (DANA) en todo el territorio regional desde el pasado jueves.

«La Unidad de Emergencias en Patrimonio Cultural ha estado haciendo desde el primer momento un seguimiento de las posibles incidencias y elaborando un mapa de bienes culturales posiblemente afectados, tanto los dependientes de la Comunidad como de otras administraciones o de la Diócesis de Cartagena. Hemos elaborado un listado de bienes de urgente comprobación y hemos remitido a los ayuntamientos y la Diócesis de Cartagena una metodología y protocolos de actuación», indicó Moreno.

Asimismo, con la información recabada por los técnicos que componen la Unidad de Emergencias en Patrimonio Cultural y la que están facilitando los técnicos municipales y de la Diócesis se están estableciendo rutas de inspección y se realizará una valoración conjunta de los daños.

Entre los bienes ya analizados, por ejemplo, destaca que la incidencia en los museos dependientes de la Comunidad ha sido mínima, sin que haya sido afectada ninguna obra de arte, o en el Archivo General de la Región de Murcia. Asimismo, se ha comprobado, junto a los técnicos del Ayuntamiento de Murcia, los trabajos para evacuar el agua del Yacimiento de San Esteban y se analizan las incidencias en estructuras de tierra y sectores.

Incidencias

Por otro lado, técnicos de la Consejería de Educación y Cultura están haciendo este viernes una inspección de bienes culturales en el campo de Cartagena, como el Monasterio de San Ginés de la Jara o Torre de Rame en Los Alcázares; y se están completando los informes relativos a daños en el Castillo de Mula; el Convento de Santa Ana en Jumilla; los Baños, la Noria de los Torraos y acequia de Alguazas en Archena; los Baños de Mula; o Siyasa en Cieza.

En cuanto a la Diócesis de Cartagena, comunica pequeñas entradas de agua y goteras en algunos templos y se ha solicitado una revisión más detallada de ermitas, sobre todo las de pedanías, para detectar posibles incidencias. «Es un trabajo amplio y riguroso que estamos coordinando para preservar nuestro patrimonio en colaboración los ayuntamientos y la Diócesis de Cartagena», afirmó Moreno.

Unidad de Emergencias en Patrimonio Cultural

El objetivo de la Unidad de Emergencias en Patrimonio Cultural es mejorar la actuación ante posibles catástrofes naturales como terremotos, lluvias torrenciales o incendios que, además de amenazar la seguridad de los ciudadanos, pudieran afectar al patrimonio cultural y documental.

Esta unidad, la primera que se creó en España, está integrada por técnicos que han recibido formación específica para intervenir con rapidez en casos de emergencia. Además, con el objetivo de ofrecer una respuesta lo más rápida y eficaz posible ante cualquier tipo de catástrofe, se incrementó también la coordinación y colaboración con la Unidad Militar de Emergencias (UME), cuyos responsables disponen de toda la información digitalizada (planos, descripciones, fotografías) de los bienes de interés cultural (BIC), así como de los yacimientos arqueológicos y paleontológicos de la Región.