«La restauración íntegra del santuario del Balate irá poco a poco»

José Páez. / j. l. piñero
José Páez. / j. l. piñero

José Páez Romero es el presidente de la Cofradía Hermandad del Niño del Balate

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑERO

El muleño José Páez Romero lleva siete de sus 52 años de vida al frente de la Cofradía Hermandad del Niño del Balate. Casado y con dos hijos, trabaja como administrativo en el Servicio Murciano de Salud. Ha iniciado, con su Junta Directiva, el proyecto de creación del museo religioso del Niño, y también se ha propuesto arreglar el santuario del Balate.

-¿Cómo será ese museo?

-La Hermandad va a llevar a cabo un ambicioso proyecto que consiste en la creación de un museo en la primera planta de la casa anexa al santuario del Balate, conocida popularmente como casa del Ermitaño. Constará de cuatro salas, y en ellas se expondrán los exvotos llevados o donados por los devotos del Niño, ajuar litúrgico (cálices, misales, casullas, etc), estandartes y pendones de la Cofradía. Entre ellos destaca el estandarte de la corte de honor del año 1928. También será expuesto un estandarte de ánimas, que era procesionado por la pedanía del Niño de Mula, campos y huertas, para cantar las ánimas y pedir dinero. También expondremos documentos, libros de actas, lápidas conmemorativas de obras en el Santuario, varias losetas que han recuperado del suelo del lugar santo, así como la vidriera original del santuario, que se sustituyó en el año 1989 por la actual con motivo del Año Jubilar.

-¿Qué más podremos encontrar?

-También encontraremos en el museo, por ejemplo, una colección de angelotes que estuvieron en la cúpula del Santuario y fueron retirados con las obras realizadas en la década de los sesenta del siglo pasado, entre otras muchas cosas. En esta primera planta también será construida una sala de usos múltiples para reuniones, que ha sido demandada a la Hermandad por grupos de peregrinos y congregaciones religiosas que visitan el Santuario.

-La Hermandad también van a llevar obras en el templo. ¿En qué consisten esas obras?

-Dentro del proyecto de acondicionamiento del templo santuario, la Hermandad ha decidido llevar a cabo algunas obras de restauración. Entre ellas, el arreglo del tejado del Santuario, así como la eliminación de varias goteras. La más importante se encuentra en el lateral izquierdo del coro del santuario. También en una habitación, que hay junto al Santuario, que era propiedad de la familia Botía, que nos ha sido donada por la propietaria Juana Botía, la vamos a acondicionar para instalar en ella la nueva sacristía, ya que la actual, o como se conoce que es la capilla de la aparición, que fue el primer santuario del Niño, vamos a mantenerla como capilla, eliminando los armarios existentes y realizando dos capillas.

-¿Y además?

-Ampliaremos la tienda existente en el santuario, y se renovará el mostrador, con un mostrador antiguo que perteneció a una antigua tienda de Mula, y que ha sido donado por sus propietarios.

-Pero el templo necesita una amplia restauración.

-Efectivamente. Iniciamos por fases, ya que la restauración integra del templo cuesta mucho dinero, más de 250.000 euros. Tenemos que ir poco a poco según las disponibilidades económicas que tengamos en la Cofradía.