La renovación de las jefaturas de servicio desata tensiones internas en La Arrixaca

Arriba: María Ángeles González, Tomás Palazón y Luisa Jimeno; Abajo: Sergio Cánovas, Domingo Pascual y Juan Ramón Gimeno/LV
Arriba: María Ángeles González, Tomás Palazón y Luisa Jimeno; Abajo: Sergio Cánovas, Domingo Pascual y Juan Ramón Gimeno / LV

El nombramiento del nuevo responsable de Cirugía Maxilofacial lleva diez meses paralizado fruto de una impugnación que sigue sin resolverse

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El proceso para la renovación de las jefaturas de servicio puesto en marcha hace más de un año ha desatado las tensiones internas en La Arrixaca, con impugnaciones, bloqueos y acusaciones que en algunos casos están derivando en auténtica guerra sucia. A ello se suman las dificultades para encontrar aspirantes en varios servicios por las resistencias a renunciar a la actividad privada en cumplimiento del régimen de incompatibilidades aprobado por la Asamblea Regional.

El caso de Cirugía Maxilofacial es especialmente llamativo. El pasado mes de noviembre, el tribunal encargado de valorar los méritos de los distintos candidatos propuso el nombramiento de Tomás Palazón como nuevo jefe del servicio. Ganó el concurso al sumar más puntos por experiencia laboral en el baremo, si bien su proyecto de gestión quedó por detrás del presentado por la actual responsable de Cirugía Maxilofacial, María Ángeles Rodríguez. Al no estar de acuerdo con las puntuaciones del baremo, la aspirante derrotada impugnó el proceso. Diez meses después, el tribunal todavía no ha resuelto el recurso.

El director gerente del SMS, Asensio López, achaca este retraso a «las dificultades sistemáticas con que el gerente de La Arrixaca se ha encontrado para convocar a algunos de los miembros del tribunal». Por ello, «se les va a pedir que renuncien si no quieren asistir». Sin embargo, otras fuentes cercanas al proceso niegan por completo la acusación y achacan el bloqueo a las disensiones en el seno de dicho tribunal.

Sergio Cánovas será ratificado en Cirugía Cardiovascular, pero a día de hoy está en Valencia al haberse suspendido su comisión de servicios

También en Nefrología se está pendiente de la resolución de un recurso para nombrar definitivamente al nuevo jefe del servicio, aunque en este caso todo se desarrolla, al menos de momento, dentro de los plazos y procedimientos habituales, sin la tensión que se vive en Cirugía Maxilofacial. El pasado mes de junio, el tribunal propuso nombrar a la actual jefa de Nefrología, Luisa Jimeno, que obtuvo más puntuación tanto en el baremo como en el proyecto de gestión. Sin embargo, el otro candidato, Juan Bernardo Cabezuelo, ha interpuesto un recurso, al no estar conforme.

Sucesivos recursos

Pero si hay un proceso que se ha emponzoñado a lo largo de los meses es el de Cirugía Cardiovascular. Sergio Cánovas será ratificado como jefe del servicio en los próximos días, dado que el tribunal ya ha propuesto su designación. Atrás quedan los sucesivos recursos interpuestos por un segundo candidato que finalmente no se presentó a la lectura del proyecto de gestión, tras quedar muy atrás en el baremo. A la espera de este nombramiento que regularice su situación, Cánovas no está a día de hoy en La Arrixaca, sino en el Hospital General de Valencia. El 1 de agosto tuvo que incorporarse a su plaza de cirujano en este centro después de que la dirección diese por finalizada la comisión de servicios que desde el año 2013 le ha permitido ejercer en La Arrixaca. El Hospital General ya suspendió esta comisión el pasado mes de abril, como informó 'La Verdad', pero a los pocos días concedió una prórroga por motivos «asistenciales», lo que ha permitido a Cánovas seguir operando en La Arrixaca hasta este verano. Ahora, sin embargo, el hospital valenciano ha anulado el permiso de forma definitiva, si bien Sergio Cánovas volverá a La Arrixaca en los próximos días o semanas, ya como jefe del servicio.

Tres candidatos aspiran a suceder a Valdés en Cardiología

El servicio de Cardiología lleva ya un año descabezado, desde la jubilación del catedrático Mariano Valdés. Tras una larga negociación con la Universidad de Murcia para fijar el baremo por el que se medirán los méritos de los aspirantes, el Servicio Murciano de Salud (SMS) convocó finalmente la plaza el pasado mes de julio. Tres candidatos compiten por suceder a Valdés: Domingo Pascual, Juan Ramón Gimeno y Gonzalo de la Morena. Se trata de tres profesionales con acreditado currículum y trayectoria. Domingo Pascual es jefe de sección, profesor titular de la UMU y responsable durante muchos años de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca. Por su parte, Juan Ramón Gimeno dirige la Unidad de Cardiopatías Familiares, de referencia nacional y europea. Por último, Gonzalo de la Morena es jefe de sección de Imagen Cardíaca. Diversas fuentes coinciden en que en Cardiología se respira un ambiente enrarecido desde hace años, con tensiones internas y desencuentros que han convertido el servicio en un reino de taifas.

A todos estos servicios en los que afloran las tensiones internas se suman aquellos en los que no hay candidatos dispuestos a renunciar a la actividad privada para encargarse en exclusiva de la jefatura, como marca la ley. Así ocurre, de momento, en Neurocirugía, Dermatología y Oftalmología. En el primero de estos casos, la plaza ha vuelto a salir a concurso.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos