El Reina Sofía abre el área de Rehabilitación por las tardes para desatascar las esperas

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

El servicio de Rehabilitación del Reina Sofía ha ampliado su horario hasta las nueve de la noche para hacer frente al aumento de la presión asistencial. Desde el 16 de mayo, la plantilla se ha reforzado con cuatro fisioterapeutas, un auxiliar de clínica, un auxiliar administrativo y un celador, lo que permite mantener abierto el servicio por las tardes, de lunes a viernes. Además, se ha contratado a otro fisioterapeuta para el centro de salud Ronda Sur.

La gerencia del hospital destaca que en los últimos años «la demanda de Rehabilitación ha crecido considerablemente por dos aspectos fundamentales». De un lado, el envejecimiento de la población y con ello el incremento de la incidencia de enfermedades cerebrovasculares, fracturas de cadera o poliartrosis, entre otras patologías. A ello se suma la «ampliación de la cartera de servicios de la unidad» y el mayor número de interconsultas. Según la dirección, y al margen de la derivación a centros concertados, «la mayoría de unidades» de Rehabilitación del hospital no tienen demora, excepto la onda de choque, donde «hay una lista de 150 pacientes aproximadamente, con una espera para primera sesión desde mediados de enero».

A 30 de abril, la espera media para una primera consulta con el médico rehabilitador en el Reina Sofía era de 68,7 días, frente a los 62,9 del pasado mes de diciembre. Son cifras que superan los 50 días fijados como tiempo máximo por el Servicio Murciano de Salud para consultas externas.