Vox registra la reprobación a Alarcón e insinúa que pudo cometer un delito

Gloria Alarcón, parlamentaria del PSOE, en una fotografía de archivo./Vicente Vicéns / AGM
Gloria Alarcón, parlamentaria del PSOE, en una fotografía de archivo. / Vicente Vicéns / AGM

El partido apunta que la parlamentaria del PSOE pudo infringir el artículo 494 del Código Penal. La moción fue firmada por Juan José Liarte y Pascual Salvador

EFE

Vox registró en la Asamblea Regional la moción en la que pide la reprobación de la vicepresidenta primera de la Mesa, Gloria Alarcón, por abandonar su escaño para manifestarse contra el pacto entre PP, Cs y su partido para investir a Fernando López Miras, e insinuó que la parlamentaria del PSOE pudo infringir el Código Penal.

En la exposición de motivos, Vox mencionó el artículo 494, que refleja que incurrirán en pena de prisión de 6 a 12 meses o multa de 12 a 24 meses los que promuevan, dirijan o presidan manifestaciones u otra clase de reuniones ante las Cortes Generales o una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma, cuando sus miembros estén reunidos, alterando su normal funcionamiento.

La moción, firmada por el portavoz parlamentario, Juan José Liarte, y el diputado y presidente regional de Vox, Pascual Salvador, incidía en que Alarcón abandonó su puesto en la Mesa durante el pleno de investidura, salió del edificio de la Cámara y participó en una manifestación que en ese momento se desarrollaba «en contra de la actividad que tenía lugar en el hemiciclo». Además, remarcó que la protesta, convocada, entre otros, colectivos LGTBI, se celebró con el «precedente de la violencia» dirigida contra representantes políticos que no son favorables a sus intereses, en referencia a los incidentes sufridos por dirigentes de Cs en el desfile del Orgullo en Madrid.

Para Vox, resultó «digno de reprobación» que Alarcón se uniera a la manifestación organizada contra al «función representativa» que se está desarrollando en el hemiciclo, transmitiendo la «labor imperfecta o incompleta». «Ese mensaje, que voluntaria o involuntariamente se ha transmitido de forma implícita a la ciudadanía, debe ser reprobado por esta digna Asamblea», continuó. Por ello, apostó por reprobar un «comportamiento concreto» que manda un «mensaje equivocado y peligroso» para el funcionamiento del sistema democrático representativo al conjunto de la ciudadanía.