La Región también tendrá un AVE privado que competirá con Renfe a partir de 2021

Una joven vestida de huertano cruza la pasarela peatonal, ayer en Santiago el Mayor. Debajo se observan los trabajos de soterramiento de las vías./Nacho García / AGM
Una joven vestida de huertano cruza la pasarela peatonal, ayer en Santiago el Mayor. Debajo se observan los trabajos de soterramiento de las vías. / Nacho García / AGM

Adif abre el proceso de liberalización para que al menos tres operadoras exploten la línea, con el fin de aumentar un 40% el servicio de trenes

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

La Región de Murcia tendrá un servicio privado de AVE que competirá con Renfe a finales del año 2020, fecha prevista para la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril en España. La incorporación de Murcia a la red de alta velocidad para esa fecha o principios de 2021 -según el calendario del Ministerio de Fomento- coincidirá con la llegada de la competencia a manos de operadores privados, lo cual incrementará el número de trenes de larga distancia con Madrid, así como con Valencia y Barcelona y a través del Corredor Mediterráneo. De acuerdo con los planes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Renfe podrá tener competencia de, al menos, tres nuevos operadores de AVE a partir de diciembre de 2020.

El Corredor Madrid-Levante (que enlaza la capital de España con la Región de Murcia, Alicante, Valencia y Castellón) es uno de los más atractivos para los competidores de Renfe debido a su alto nivel de demanda. Fuentes de Adif confirmaron ayer que la liberalización del transporte ferroviario incluirá a Murcia, Cartagena y Lorca conforme se vayan incorporando a este servicio. El objetivo es abrir a la competencia toda la red, precisaron, aunque Adif empezará con los ejes de Levante, Barcelona y Sevilla porque son «los que tienen mayor demanda».

La liberalización no afecta al servicio de Cercanías, que seguirá siendo exclusiva de Renfe durante al menos diez años más.

Emuasa aún no tiene permiso para quitar los colectores

Las obras del soterramiento avanzan con el horizonte puesto en dos fechas clave: la retirada de la pasarela peatonal a final de año, con los trenes pasando bajo el antiguo paso a nivel de Santiago el Mayor; y posteriormente, un año después, la puesta en servicio del AVE. Mientras tanto, la empresa municipal de Aguas, Emuasa, aún tiene que acometer las obras para desviar dos colectores de aguas pluviales y residuales que atraviesan el cajón del soterramiento. Emuasa necesita la autorización de Adif y el visto bueno al presupuesto de gastos para realizar el baipás de ambas canalizaciones, por lo que sigue esperando el permiso. La idea inicial era hacerlo aprovechando el corte de las vías que se produjo entre el 21 de marzo y el 11 de abril. Emuasa dijo que las obras son rápidas (2 o 3 días) y no frenarán el soterramiento.

Sociedades interesadas

Como gestora de la red de alta velocidad y del resto de la infraestructura ferroviaria, Adif ha dado el 'pistoletazo de salida' al proceso de liberalización, para lo cual ha remitido a las empresas interesadas y al regulador del mercado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el borrador de Declaración de Red, esto es, el documento en el que detalla la red ferroviaria y su capacidad para que los operadores puedan pedir los 'surcos' o 'slots' u horarios que quieran explotar. Las empresas interesadas tendrán que solicitarlo antes de que acabe julio.

El eje Madrid-Levante es uno de los más atractivos para los operadores privados

Por el momento, Acciona y la operadora ferroviaria pública francesa SNCF son las dos únicas empresas que han reconocido públicamente su interés por entrar en el negocio del AVE, ahora monopolio de Renfe. Además, ambos negocian aliarse para hacerlo conjuntamente. No obstante, Adif asegura que el modelo de apertura de la red que ha diseñado permite que «al menos» tres nuevos operadores puedan entrar a dar servicio en competencia con Renfe de «forma óptima». También ha mostrado su interés la compañía valenciana de vuelos regionales Air Nostrum, que opera en alianza con Iberia.

Las empresas tienen de plazo hasta julio para presentar sus ofertas al Ministerio de Fomento

Adif ha diseñado tres tipos distintos de servicios, cada uno de ellos con diferentes frecuencias diarias de trenes, para los tres principales ejes de AVE. El primero es el que comunica Madrid con Barcelona y la frontera francesa, el de mayor demanda, que además incluye la conexión entre la Ciudad Condal y Valencia. El segundo eje abarca el AVE a Valencia, Alicante y Castellón, al que se sumarán posteriormente Murcia, Cartagena y Lorca; mientras que el tercer corredor enlaza Madrid con Toledo, Sevilla y Málaga.

Más trenes

Para cada uno de estos ejes, los nuevos operadores podrán elegir entre tres servicios diferenciados. En el corredor de Levante, Adif propone 32 circulaciones para el paquete A (2 trenes por hora y sentido); 16 servicios para el B (un tren por hora y sentido), y cuatro trenes al día en cada sentido para el paquete C. Se pasaría de este modo de 37 a 52 circulaciones, con un alza del 40%.

Para el AVE Madrid-Barcelona, el paquete A comprende la circulación de 48 trenes diarios, eso es, tres trenes por hora y sentido. El segundo tipo de servicio, o paquete B, 16 trenes diarios (1 tren por hora y sentido), y el tercero o C, 5 trenes diarios (1 tren cada tres horas en cada sentido). En total, en este AVE se podrán poner en circulación una media de 69 tráficos diarios, frente a los 43 de media actuales, lo que supone un incremento del tráfico del 60% sobre el tráfico actual.

El tercer eje, Madrid-Toledo-Sevilla-Málaga, sale con 48 circulaciones en la modalidad A, 16 en la B, y 16 en la C. En este caso, las 68 circulaciones diarias suponen un incremento del 70%. En el conjunto de los tres corredores, la capacidad que pueden pedir los nuevos operadores supone aumentar en un 60% la oferta actual de Renfe. En concreto, supondría la circulación de 189 trenes por sentido y día frente a las 119 actuales.

Murcia multiplicará por cinco el número de viajeros

La Región de Murcia dispone de cinco trenes diarios en cada sentido con Madrid, dos de la clase Alvia (híbridos) y el resto del servicio Altaria. Con el AVE habrá más frecuencias porque se prevé un incremento del tráfico de viajeros, en gran medida visitantes, turistas y profesionales. En la actualidad, en la estación de Murcia se mueven anualmente unos 400.000 viajeros de larga distancia: 266.000 con Madrid, 46.000 con Valencia y 37.000 con Barcelona.

La previsión de demanda futura en estos cuatro destinos hará que el tráfico se multiplique por cinco en el año 2024, según las estimaciones de Adif, hasta rozar los dos millones de usuarios. Se trata de una cifra suficientemente atractiva para las operadoras privadas que han puesto sus ojos en la explotación de la línea.

Adif asegura que su principal objetivo con la liberalización de la red es «estimular y optimizar el uso de la red ferroviaria y asegurar la calidad y puntualidad del servicio». De esta forma, esta empresa pública aumentará los ingresos por el canon o peaje que cobra por el uso de vías y estaciones y, en última instancia, amortizará la inversión pública realizada en la construcción del AVE y atajará su deuda de más de 15.000 millones de euros. Por ello, Adif señala que el principal criterio para dar capacidad a los nuevos operadores será el mayor aprovechamiento y uso de la red. La compañía que preside Isabel Pardo ofrecerá a las empresas que pidan entrar en la red ferroviaria acuerdos a diez años. De esta forma busca dar seguridad jurídica «para que puedan realizar las importantes inversiones asociadas al inicio de la operación ferroviaria comercial».

Una vez resueltas las alegaciones, Adif dará de plazo a los nuevos operadores hasta el 31 de julio para que realicen sus peticiones de capacidad. Responderá el 31 de octubre.