La Región será pionera en legislar el contacto 'piel con piel' tras los partos

La Asamblea acuerda la regulación del derecho a que el recién nacido no sea separado de su madre en ningún instante

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍAS

Los grupos políticos en la Asamblea Regional aprobaron ayer modificar la Ley de los Derechos y Deberes de los Usuarios del Sistema Sanitario para que se reconozca que el recién nacido no sea separado de su madre tras el parto, salvo por razones médicamente justificadas, lo que convertiría a Murcia en la primera comunidad que articula una legislación sobre los derechos fundamentales del neonato.

Este anuncio se realizó durante la comparecencia, ante la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales, del pediatra Ricardo García de León como presidente de la plataforma Hasta Que Tú Quieras (HQTQ), formada por médicos y una decena de grupos de apoyo a la lactancia que han presentado una Iniciativa Legislativa Popular (ILP). En ella reclaman la modificación de la norma y el impulso a una proposición de ley conjunta que garantice el contacto piel con piel al nacer para todos los bebés.

Los promotores de la iniciativa apuestan por cambiar el artículo 16 de la norma aprobada en 2009 y reclaman que se reconozca el derecho del menor, además, a la identidad sanitaria desde el momento de su nacimiento y a la apertura de historia clínica.

Según la ILP, los recién nacidos tendrán derecho a recibir un tratamiento respetuoso y digno desde su nacimiento y a ser identificados de inmediato, así como a que se les realicen las pruebas que se consideren adecuadas de detección neonatal y, en su caso, a las medidas de estimulación precoz si hay sospecha de enfermedad que pueda generar discapacidad.

También en las cesáreas

García de León apuntó que reflejar en una norma «dos derechos fundamentales» de los recién nacidos, como son el contacto piel con piel y la identidad sanitaria, colocará «en primer lugar a los neonatos», aunque reconoció que, «prácticamente», en todos los partos vaginales practicados en los centros sanitarios de la Región ya se actúa de esta forma, mientras que en los alumbramientos por cesárea se lleva a cabo en las maternidades de Cartagena y Yecla.

Todos los grupos respaldaron esta ILP y asumieron la propuesta para que se modifique antes de que acabe la legislatura la norma autonómica, valorando unánimemente los beneficios que traerá tanto a la madre como al recién nacido. La propuesta recuerda que en febrero pasado se aprobó por unanimidad en la Asamblea una moción en la que se reclama a la Comunidad la implementación de las medidas necesarias para que los hospitales públicos de la Región se acrediten como 'Hospital Amigo de los Niños'. Entre las medidas que se proponen se encuentra el diseño de un proceso asistencial de atención en los primeros mil días de vida del recién nacido, entendido en sentido amplio, que incluya la lactancia y la promoción de hábitos saludables en el embarazo y el parto. Para ello cuentan con el asesoramiento del Centro de Estudios en Bioderecho, Ética y Salud de la Universidad de Murcia (Cebes). Entre los firmantes están el director del Cebes, José Ramón Salcedo; la representante para la Unesco en Bioética y Derecho Sanitario, María Magnolia Pardo; el presidente de la Asociación HQTQ, Ricardo García; y miembros de grupos de apoyo a la lactancia de Murcia, Águilas, Santomera, Alcantarilla y Archena.

 

Fotos

Vídeos