«Refrescos, cerveza y agua son, por este orden, las bebidas del verano»

José Pedro Espadas. / P.E.
José Pedro Espadas. / P.E.

José Pedro Espadas Romero, distribuidor de bebidas

PACO ESPADAS Alhama de Murcia

La llegada del verano es inminente. En la Región, el calor es probable que de nuevo sea sofocante y para saciar las altas temperaturas es necesario refrescarse, ya sea con agua, refrescos, cerveza con y sin alcohol. Una de las personas responsables de su distribución en parte de nuestra tierra, en el Valle del Guadalentín y costa de Águilas, es José Pedro Espadas (Alhama, 1965), gerente de Bodega Los Cabezos, empresa ubicada en la pedanía lorquina de La Hoya. Desde allí cada día se reparten miles de litros de estos productos.

-¿Cuál es el origen de Bodega Los Cabezos?

-Hace poco más de 50 años, concretamente en el año 1968, Felipe, mi padre y mi tío Fernando, ambos recién llegados de Francia, donde habían residido varios años trabajando, detectaron un canal de negocio. Se trataba de un servicio de venta a domicilio de vinos y licores a granel, cervezas y otra serie de productos. Lo hacían a diario con un camión que recorría las calles de Alhama. Aprovechando aquella coyuntura, también abrían de cara al público una pequeña taberna llamada 'la bodega', la de Los Cabezos, que era como nos conocían en nuestro pueblo.

-¿Como era aquella bodega?

-Se encontraba situada en la zona de ampliación de lo que era el casco urbano de Alhama, en la calle Pío X, en el conocido como barrio de San Cristóbal. Era el año 1968. Mucha gente recuerda la imagen de mi abuela María, mi tía Isabel y mi tío Fernando sirviendo vasos de vino y quintos de cerveza con platos de avellanas fritas, a la vez que vendía a los vecinos la bebida de cada día.

-¿Cómo era aquel reparto que se hacía a granel?

-En la parte trasera de la bodega estaba nuestro almacén, en donde guardábamos todas las bebidas en barricas y cajas, así como un camión para reparto. Aquel camión se cargaba con todo tipo de bebidas en garrafas. Llegábamos al barrio y los vecinos salían a pedirnos la bebida, vino, gaseosa, cerveza... Lo que se consumía en sus casas.

-¿Sigue activa aquella bodega?

-No, hace 22 años que se cerró de cara al público. Mi padre y mi tío disolvían la sociedad y comenzaban una nueva andadura. A partir de ese momento, empezó una nueva faceta, en nuestro caso con Coca Cola, y distribución a mayor escala

-¿Cómo fue el salto a una gran distribuidora?

-En el año 1979, conseguíamos la distribución de la marca Coca Cola para Alhama y Totana; más tarde, en 1996, esta marca hizo una restructuración de distribución, ampliando la zona comercial de nuestra empresa, sumando las poblaciones de Lorca, Águilas y Puerto Lumbreras, así como todas sus pedanías.

-¿Fue ese el momento en el que se trasladaron a la Hoya de Lorca?

-A raíz de esta ampliación, nos planteamos cambiar nuestras instalaciones a Lorca, concretamente al Polígono de La Hoya, ya que es el centro de todo el territorio que abarcamos. En 1998 también comenzamos con el Grupo Mahou-San Miguel

-¿Cuál es el producto estrella del verano?

-Por las características de nuestra distribuidora, sin duda, por este orden, refrescos, cerveza y agua. Un dato, la media de litros diarios en esta época es de 40.000, o lo que es lo mismo, 5.800 cajas entre todas nuestras referencias. En verano, las ventas se disparan, llegando a superar los 60.000 litros diarios. Destacar que nuestra cartera de clientes supera los 1.240, entre comercios y restauración.

-¿Cuáles serán los productos que llegarán al mercado próximamente?

-Los tiempos están cambiando y, con ellos, la sociedad y los consumidores. Sus gustos y necesidades no son los de antes. Cada vez se preocupan más por la salud, por mantenerse y sentirse bien. Eso ha hecho que, desde hace unos años, las empresas apuesten más por la innovación y desarrollen productos más saludables, ecológicos e incluso bebidas vegetales y sin gas, y una gama de tés y cafés ecológicos listos para tomar.

-Y ¿entre las cervezas y el agua?

-Llevan ese mismo camino, cerveza especial y zumo de limón natural. Nuevos sabores, como cervezas envejecidas en barricas. Entre las aguas se incluyen una serie de ingredientes naturales con vitaminas. En ese sentido, creemos que irán apareciendo por los distintos mercados.