Los rectores rechazan un trato desigual en la selectividad

EFEMURCIA.

La Conferencia de Rectores (CRUE) aseguró ayer que no existe informe académico alguno que sostenga, con «datos contrastados», que hay pruebas más fáciles que otras en los exámenes de acceso a la universidad de las distintas comunidades, y añadió que es una prueba que «funciona bien».

Los rectores respondían así al debate surgido después de que algunos partidos, como PP y Ciudadanos, y comunidades como Galicia y Castilla y León, hayan instado a que la selectividad sea igual en todas las regiones para que no haya diferencias a la hora de optar después a una carrera.

«Cada comunidad decide, dentro de unos márgenes muy tasados, qué examen concreto pone», recordó la CRUE, que insistió en que «funciona bien y cualquier intento de cambiarla debería hacerse desde el más amplio consenso educativo y tras un riguroso análisis de la realidad».

La ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, señaló que se han observado «algunas incidencias» en la Ebau, consistentes en «algunas dificultades diferentes» por comunidades y que se creará un grupo de trabajo para estudiarlo. Señaló que la prueba no tiene que ser «exacta», pero sí tener un mismo grado de dificultad.