El cambio de criterio deja a casi 44.000 murcianos sin una devolución de 91 millones de euros

Imagen de una protesta, este lunes, a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Murcia./V. Vicéns / AGM
Imagen de una protesta, este lunes, a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Murcia. / V. Vicéns / AGM

Los 43.962 afectados en la Región, aquellos que firmaron una hipoteca en los últimos cuatro años, tendrán que despedirse de un aguinaldo de unos 2.500 euros de media por cliente tras la decisión final del Tribunal Supremo de que sean los clientes quienes se hagan cargo del impuesto hipotecario

LA VERDADMurcia

Jarro de agua fría para los 43.962 murcianos que esperaban recibir la devolución del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) vinculado a la firma de una hipoteca. La rectificación del Tribunal Supremo acordada este martes, que da un paso atrás y rectifica lo anunciado hace tres semanas, concluye que finalmente será el cliente quien deba hacerse cargo de este gravamen.

Los afectados, aquellos propietarios que firmaron una hipoteca desde el año 2014, se quedan sin recibir una devolución media estimada de 2.500 euros por cliente. Una cifra que ascendería a un total de 91 millones de euros a nivel regional, según los cálculos del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

En el caso de que se hubiera reconocido una retroactividad mayor se habrían sumado otros 536.162 murcianos hipotecados desde el año 2003 hasta septiembre de 2014, lo que habría disparado el total en 913 millones de euros adicionales únicamente en la Región de Murcia.

A nivel nacional, los técnicos de Hacienda estimaron que 1,5 millones de afectados podrían haber reclamado hasta 3.631 millones más los intereses de demora, en caso de que el Supremo finalmente hubiera fallado en favor de los consumidores. Tras su última palabra, los hipotecados no tendrán más remedio que despedirse de un considerable aguinaldo con el que ya contaban.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos