Rechazan el recurso de la concesionaria del aeropuerto de Corvera contra la liquidación del contrato

Rechazan el recurso de la concesionaria del aeropuerto de Corvera contra la liquidación del contrato

El TSJ condena a la sociedad al pago de las costas generadas por su recurso

EFE

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia, en lo que supone un nuevo revés para la demandante, ha desestimado el recurso que la Sociedad Concesionaria Aeropuerto de Murcia, S.A., presentó contra la orden de la Consejería de Fomento e Infraestructuras del gobierno murciano de julio de 2016 que acordó abrir un proceso para la liquidación del contrato de la construcción y explotación del mismo.

La sentencia señala que, en virtud del anuncio publicado en junio de 2006 la Comunidad Autónoma convocó un concurso para adjudicar el contrato mediante concesión administrativa, que fue adjudicado por la Consejería de Obras Públicas en abril de 2007.

La adjudicación fue hecha al Consorcio Aeromur, integrado por la entonces Cajamurcia -hoy, Bankia-, Caja de Ahorros del Mediterráneo -hoy, Banco Sabadell-, y otras empresas, entre ellas, el Grupo Fuertes y Sacyr.

Tras distintas vicisitudes -añade la sentencia-, la Consejería, ya en mayo de 2013, inició el procedimiento para la resolución del contrato, al considerar que se habían producido determinados incumplimientos por parte de la concesionaria.

El expediente concluyó con la orden de septiembre de aquel año que acordaba resolver el contrato, decisión que fue respaldada por la Sala de lo Contencioso del TSJ y, posteriormente, por el Tribunal Supremo.

Por orden de la Consejería de Fomento e Infraestructuras de julio de 2016 se dispuso el inicio del expediente de liquidación de la concesión, para lo que se tramitarían dos expedientes: uno, para liquidar el importe de las inversiones realizadas por la sociedad recurrente, y otro para determinar los eventuales daños y perjuicios que hubiese sufrido la Comunidad Autónoma como consecuencia de la resolución del contrato por causas imputables a la sociedad.

En su recurso, la apelante se opuso a esa división del procedimiento, señalando que las dos finalidades debían ser contempladas conjuntamente en uno solo.

La Sala, al desestimar el recurso, dice que «en ninguna norma se exige que el procedimiento de liquidación se haga en expediente único, pues, obviamente, no hará falta la liquidación de daños y perjuicios si no hay incumplimiento imputable al contratista».

«Por tanto -concluye la sentencia-, si por razones operativas la administración considera más eficaz y adecuado tramitar dos expediente en el procedimiento de liquidación, con ello no se vulnera normativa alguna».

El TSJ condena a la sociedad al pago de las costas generadas por su recurso.

 

Fotos

Vídeos