El TSJ obliga a Polaris a pagar el suministro de agua del resort Alhama Golf

Palacio de Justicia de Murcia, en una fotografía de archivo./Nacho García / AGM
Palacio de Justicia de Murcia, en una fotografía de archivo. / Nacho García / AGM

La empresa se oponía al pago de 165.000 euros al exponer que había pedido la baja en ese servicio

EFE

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) desestimó este lunes el recurso presentado por la empresa Polaris World Estate contra las resoluciones del Ayuntamiento de Alhama que le exigieron el pago de 165.200 euros por el suministro de agua potable, a lo que se oponía al exponer que había pedido la baja en ese servicio.

La sentencia confirmó en su integridad la dictada por el juzgado de lo Contencioso al que correspondió la demanda presentada por esta empresa, promotora del resort Alhama Golf, con excepción de una de las liquidaciones por no llegar a la cuantía mínima de 30.000 euros, exigida para que un asunto llegue a la Sala. Afirmó la sentencia que el juzgado declaró probado que Polaris World Estate recurrió contra el consistorio alhameño al exponer que no estaba obligada al pago de las sumas reclamadas por abastecimiento al resort, ya que en noviembre de 2010 había pedido la baja a la empresa concesionaria del servicio.

El Ayuntamiento de Alhama no atendió esa petición porque la demandante no había completado aún las obras de urbanización ni había garantizado los suministros de agua a la urbanización. Para el consistorio, debía primar, sobre el interés de la compañía, el interés general, y el de las personas que ya residían en la urbanización. En su recurso, que no prosperó, Polaris expuso, entre otras alegaciones, que la concesionaria del abastecimiento se había escudado en el consistorio por las facilidades que este tenía para acudir a la vía de apremio.

Además alegó que se trataba de un asunto civil que debía ventilarse con la empresa concesionaria del abastecimiento, y no con el Ayuntamiento. La Sala del TSJRM rechazó el recurso al señalar, entre otras consideraciones, que la ahora apelante no recurrió la decisión municipal de no acceder a su solicitud de baja. «Y no solo eso, concluye el tribunal, sino que siguió pidiendo nuevas altas».