Wert pedirá a la Unesco que los toros sean Patrimonio Cultural

El ministro anuncia una nueva ley taurina y presenta 'Pentauro', un proyecto "histórico" de 5 ejes, 20 programas y 46 medidas para fomentar "el libre ejercicio" de la lidia

EFE MADRID
El ministro José Ignacio Wert, con el torero Enrique Ponce. / Efe/
El ministro José Ignacio Wert, con el torero Enrique Ponce. / Efe

Pentauro no es un toro de cinco patas sino el acrónimo del Plan Estratégico Nacional del sector de la Tauromaquia, aprobado hoy tras un año de trabajo, y una "oportunidad histórica" para el sector, con 20 programas y 46 medidas que pretenden fomentar y garantizar "el libre ejercicio" de la lidia. Entre otras medidas, el Ministerio de Cultura pedirá a la Unesco que los toros sean declarados Patrimonio Cultural Inmaterial e incluirá la tauromaquia como uno de los atractivos para vender la Marca España.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha destacado al término de la primera reunión de la Comisión Nacional de Asuntos Taurinos (CNAT), en la que no ha participado Cataluña pese a estar invitada, que el espíritu que ha presidido los trabajos ha sido el de cooperación, concordia y colaboración institucional.

Un mes después de que la Fiesta fuera declarada patrimonio cultural, la Comisión se ha reunido para aprobar, "por amplísima mayoría", Pentauro, "que no es ni un animal mitológico ni un toro de cinco patas", sino una "meta estratégica" desarrollada por 40 personas en cinco grupos de trabajo para fomentar y garantizar "el libre ejercicio de la tauromaquia", ha detallado el ministro.

Wert ha recalcado que el Plan, el cual propone el impulso de la ley taurina que actualice la del 91 "para garantizar estándares de calidad" y la mejora de las escuelas taurinas, cuesta "cero euros". También ha subrayado que el sector, a pesar de "las dificultades", "no se ha planteado como solución" recurrir a las ayudas del Estado, porque "es muy consciente de que la solución les corresponde a ellos".

Sobre la decisión de Cataluña de prohibir la lidia en su comunidad, el ministro ha recordado que su decisión está recurrida ante el Tribunal Constitucional, aunque, en cualquier caso, el plan aprobado hoy no pretende crear una "batalla competencial" sino "todo lo contrario".

"En este terreno, hay competencias concurrentes, pero se trata de cooperación, de que esta riqueza sume y no reste", y hay que recordar, ha precisado, que Pentauro trasciende incluso los límites de España, porque uno de sus ejes es la "internacionalización" de la tauromaquia.

Ha indicado que Pentauro no contiene "medidas irrenunciables" sino "medidas de orientación", pero que sí se ha puesto de manifiesto la "urgencia de mejorar y revalorizar la actividad formativa de las escuelas taurinas" y la continuidad y garantía de la formación de los cirujanos taurinos.

Los objetivos del plan son la calidad, sobre todo orientada a la capacitación de los profesionales, fomento del toro de lidia y rehabilitación de las plazas; la competitividad; el conocimiento; la comunicación, tanto con la sociedad y aficionados españoles como fuera; y la cooperación, "para que haya competencias compartidas entre administraciones e integrantes del sector". Se planteará un estudio del marco fiscal para su equiparación a otras actividades culturales, porque, "como todos", según Wert, el sector pretende "un tratamiento fiscal justo".

Con Enrique Ponce

El diestro Enrique Ponce y el presidente de la Mesa del Toro, Carlos Núñez, que acompañaban en la rueda de prensa a Wert, han agradecido al ministerio su implicación en un plan que persigue "actualizar y transmitir a la sociedad la trascendencia de sus valores y la vigencia de su cultura".

Ponce ha subrayado que hoy es "un día histórico" para el toreo, porque, "por primera vez, un ministerio se lo toma tan en serio y le da la importancia que debe tener una de las expresiones artísticas más importantes que existen. Nos consideramos ante todo artistas y así queremos que se nos reconozca", ha dicho.

El diestro ha destacado también la importancia que tiene la medida de revalorización de las escuelas taurinas, porque, ha detallado, "atrás quedaron ya los tiempos de las capeas", y hay que "garantizar la formación taurina y educativa" de los nuevos profesionales.

Carlos Núñez ha alabado también el "trabajo y disposición" del ministerio y ha coincidido en que Pentauro es no solo una "oportunidad histórica" para el toreo, sino una "responsabilidad importantísima", porque, dependiendo de cómo se desarrolle", así será en el futuro la tauromaquia.

"Debemos conseguir un espectáculo moderno, cercano y asequible, y eso incluye a todo el sector y las comunidades autónomas. La tauromaquia no entiende de política. La cultura solo entiende de libertad", ha añadido.

A la reunión de hoy de la Comisión, que fijará más adelante su calendario de actuación, han asistido representantes de los ministerios del Interior; Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Economía y Competitividad; Empleo y Seguridad Social, y Hacienda y Administraciones Públicas.

También han participado representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias, de once comunidades autónomas y de la Ciudad Autónoma de Melilla, la Unión de Toreros y la Asociación Española de Escuelas, entre otros.