Viajeros vocacionales

Pablo y Carlos decidieron un buen día dejarlo todo -o al menos aparcarlo una temporada- y lanzarse a la aventura de recorrer durante meses otros países, climas, culturas y sabores en un viaje vital del que dan testimonio

ROSARIO GONZÁLEZ MADRID
Uno de estos viajeros vocacionales. / Foto y vídeo: Marta Jara / Virginia Carrasco/
Uno de estos viajeros vocacionales. / Foto y vídeo: Marta Jara / Virginia Carrasco

En moto, bicicleta, coche, transporte público o incluso silla de ruedas. Cualquier medio de transporte es bueno cuando la intención es colgarse la mochila al hombro y lanzarse a descubrir mundo. Hablamos de los viajeros vocacionales, personas que un buen día decidieron dejarlo todo -o al menos aparcarlo una temporada- y lanzarse a la aventura de recorrer durante meses o incluso años otros países, climas, culturas y sabores. Un viaje vital del que algunos darán testimonio en las 'I Jornadas Humboldt de los Grandes Viajes', organizadas en Madrid durante mayo y junio por el economista y también viajero Pablo Strubell, que pretende acercar al público la experiencia de grandes trotamundos que han hecho largos y desafiantes viajes con una finalidad principal: motivarles a que persigan también sus propios sueños.

Entre los ponentes se encuentran Carlos G. Portal, un motero que en en septiembre de 2009 aparcó su trabajo, arrancó su moto y 7 meses después llegó a Sydney, después de 40.000 kilómetros, veintitantos países y millones de aventuras. Apenas ha regresado y ya está pensado en volver este mismo mes a Ciudad el Cabo a por su moto, para volver a España en 4 meses. También Pablo Burgués salió de su casa en el año 2008 con la intención de viajar con amigos por Asia durante un periodo de tiempo. Finalmente fueron nueve meses recorriendo Asia en transportes públicos. Los vídeos grabados durante el viaje fueron el germen de la serie de internet Sabaticos.com, con la que consiguieron un contrato televisivo con La Sexta e incluso llegar a ser financiados en sus viajes.

Fotos

Vídeos