Roban la droga en el búnker de la comisaría de Cádiz

La seguridad queda en duda tras los robos de alijos en Sevilla y Málaga

SILVIA TUBIO CÁDIZ
Edificio de la comisaría de Policía Nacional en Cádiz. / Román Ríos (Efe)/
Edificio de la comisaría de Policía Nacional en Cádiz. / Román Ríos (Efe)

El depósito de droga de la comisaría de Policía de Cádiz ha sufrido un robo durante el fin de semana en el que, según las primeras investigaciones, se han sustraído 300 kilos de cocaína y 100 de hachís, mediante el procedimiento del butrón.

El depósito se encuentra en el sótano de la cochera del parque móvil. Al fondo de la planta, en la esquina, se construyó un búnker con puerta acorazada. Pero las dos de las paredes que pertenecían al edificio no fueron reforzadas y por ahí han entrado los ladrones. A esta hora se ignora si los ladrones accedieron por el edificio colindante o por el patio de un colegio adyacente.

En este depósito, ubicado en el casco urbano de la capital gaditana, a unos cien metros de la comisaría de Policía, se acumula habitualmente gran cantidad de droga, especialmente hachís, ya que en la provincia de Cádiz las fuerzas de seguridad se incautan de aproximadamente la mitad de la droga de este tipo que se interviene en toda España.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha señalado en rueda de prensa que el Ministerio del Interior ha iniciado una investigación "para esclarecer lo ocurrido hasta sus últimas consecuencias". Aunque ha rehusado dar más detalles sobre este robo para no "influir en el trámite de la investigación", la delegada sí ha mostrado su "absoluta preocupación" por este suceso, el tercero de grandes cantidades de estupefacientes que se produce en Andalucía en los últimos años en dependencias policiales o judiciales.

Precedentes

El pasado mes de noviembre, en Málaga, fueron sustraídos casi 300 kilos de estupefacientes del depósito de Sanidad Exterior. El pasado mes de marzo se perpetró otro robo, en ese caso en el Instituto Nacional de Toxicología de Sevilla, en el que fueron sustraídos 30 kilos de estupefacientes.

A preguntas de los periodistas, Crespo ha advertido de que este tipo de almacenaje supone "un peligro tremendo", por lo que el Ministerio del Interior y el Consejo General del Poder Judicial trabajan desde "hace nueve meses" para que estos depósitos se "minimicen", de cara a que solo se guarden unas muestras, las necesarias para la investigación judicial.

Tras afirmar que cuando finalice la investigación, se informará de todo lo ocurrido, Crespo ha considerado que este robo no puede poner "en cuestión" las medidas de seguridad establecidas, aunque sí ha mostrado su preocupación por la proliferación de este tipo de delito. La Policía había denunciado en varias ocasiones a la subdelegación del Gobierno la falta de seguridad en el depósito de droga, sin que se adoptaran las medidas oportunas.