Morenés viaja a Arabia Saudí para impulsar la venta de tanques

El Gobierno intentaría colocar unos 250 carros de combate Leopard por un importe de 3.000 millones

EUROPA PRESSMADRID
El ministro de de Defensa, Pedro Morenés./ J. Martín (Efe)/
El ministro de de Defensa, Pedro Morenés./ J. Martín (Efe)

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha viajado este fin de semana a Arabia Saudí, donde se ha reunido con su homólogo, el Príncipe Salman Bin Abdul Aziz Al Saud, hermano del Rey Abdala, para impulsar las relaciones institucionales y abordar "futuros proyectos de trabajo en común".

Según ha informado el Ministerio de Defensa, el ministro se desplazó a Ryad el pasado viernes y allí se entrevisó con el Príncipe Salman, el jefe del Estado Mayor de la Defensa saudí, general Hussein bin Abdullah Al-Gabeel, y otros altos cargos militares de las Fuerzas Armadas del país. Le acompañó en su visita el secretario general de Política de Defensa, Alejandro Alvargonzález.

Durante la reunión, los dos ministros analizaron la situación estratégica mundial y el papel que desarrollan tanto España como Arabia Saudí en favor de la paz. Asimismo, pasaron revista a los acuerdos de colaboración en materia de Defensa que mantienen ambos países, y otros futuros proyectos de trabajo en común. Además, según informó la agencia oficial de noticias saudí SPA, Morenés trasladó al rey Abdulá, a través del Príncipe Salman, un saludo del Rey Juan Carlos. Según esta agencia, el ministro saudí aseguró que las relaciones entre ambos países no son sólo de "amistad, cooperación y mutuo respeto", sino que van más allá por el "intercambio de visitas al más alto nivel" y por la "colaboración estratégica en todas las áreas".

Inversión millonaria

El Gobierno lleva trabajando desde hace meses con las autoridades saudíes para lograr un contrato de venta de carros de combate Leopard por un importe de unos 3.000 millones de euros, lo que supondría uno de los de mayor calado conseguidos por la industria militar española.

Morenés informó el pasado 14 de marzo en el Congreso que España mantenía este interés, aunque Arabia Saudí no había abierto aún el el concurso para la compra de entre 200 y 270 Leopard 2E, fabricados en Sevilla por General