«Quiero que la Unión Europea conozca la realidad de los jóvenes»

Francisco Acosta, en Mazarrón. / V. Vicéns
Francisco Acosta, en Mazarrón. / V. Vicéns

Francisco Acosta Cifuentes es embajador de Diálogos con la Juventud

MIGUEL LAJARÍN

Desde este verano es embajador en la Región del proyecto europeo Diálogos con la Juventud. Francisco Acosta (Mazarrón, 2001) acaba de terminar Bachillerato internacional en Totana y a partir de septiembre empezará a estudiar Ciencias Ambientales en la UMU y Ciencias Políticas y de la Administración en la UNED. Le gusta leer libros científicos, cuidar el medio ambiente y pasear por las calas y montañas de Mazarrón. Además, ha participado desde 2016 en diferentes entidades juveniles regionales, formando parte de sus juntas directivas.

-¿Qué significa ser un embajador del Diálogo con la Juventud?

-Significa tener que llegar al máximo número de jóvenes de la Región. El objetivo de las embajadas es trasladar la consulta que estamos realizando al máximo número de jóvenes para que la Unión Europea (UE) pueda conocer la realidad de las nuevas generaciones.

-¿Son los murcianos europeístas?

-Creemos que hace falta dar a conocer más la UE ya que, en general, cualquier persona sea joven o no, desconoce la importancia que tiene Europa. Y eso provoca falta de sentimiento de pertenencia a ella.

-¿De qué temas los jóvenes pueden hablar en sus actos?

-Tratamos desde cómo conectar a los jóvenes con la UE, hasta programas europeos que no conocen. Asimismo, damos mucho énfasis a la salud mental y el bienestar, al aprendizaje de calidad y al modelo de Europa verde y sostenible. Y siempre nos centramos en tres: cómo lograr un empleo de calidad, las necesidades de la juventud rural y cómo deben ser los profesionales que atienden a las nuevas generaciones en las administraciones públicas.

-¿Qué cuestiones preocupan más a la juventud de la Región?

-Creo que lo más preocupante es el estado de las zonas rurales, las consecuencias de la despoblación. Hay jóvenes que viven en localidades sin los servicios básicos, con mala conexión a internet, sin transporte público y sin centro de salud. Además, preocupa mucho la dificultad para emanciparse.

-¿Los jóvenes se implican en los temas sociales y en la política?

-Sí. De hecho, los encuentros que hacemos al fin y al cabo son el mejor ejemplo. Con ellos buscamos la implicación de los jóvenes en las políticas de juventud.

-¿Se pueden unir más jóvenes a sus actividades? ¿Cómo?

-Todos los encuentros están abiertos a cualquier joven al que le preocupe e interese su futuro. Para participar solamente nos tienen que escribir un correo y manifestar su interés por colaborar.

-¿Cómo pueden los ayuntamientos colaborar con la embajada?

-La mejor manera de ayudar es difundiendo el evento cuando lo hagamos en su municipio, participando los miembros de la Corporación en los diálogos y, lo más importante, dejándonos espacios municipales para realizar las actividades.

-¿Cuál será la actividad estrella de su mandato?

-Aún estamos trabajando en la consulta para que la UE conozca la opinión de los jóvenes, por lo que no hemos planificado ninguna actividad así, a lo grande. Pero esperamos poder celebrarla cuando termine la recogida de ideas, a partir del quince de octubre.

-¿Tiene buena relación con la consejera de juventud?

-Aún no nos hemos reunido con Cristina Sánchez, pero estamos a la espera de que nos atienda. Las conversaciones mantenidas hasta ahora han sido muy productivas.

-¿Cómo se pueden seguir sus iniciativas por internet?

-Las actividades se publican en las redes sociales del Consejo de la Juventud de España y en una página que ha habilitado para la iniciativa el propio órgano estatal.