El PSOE asume en su programa la reducción gradual de los trasvases

Diego Conesa, tras el encuentro de ayer con autonómos. / G. Carrión
Diego Conesa, tras el encuentro de ayer con autonómos. / G. Carrión

Anuncia un «nuevo y urgente» Plan Nacional de Depuración, Ahorro y Saneamiento para «mejorar la gestión integral del agua»

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJO

El PSOE publicó ayer el texto íntegro de su programa electoral para las elecciones generales del 28-A. El documento consta de 302 páginas, de las que una y media se dedican a la planificación hidrológica y en las que se apuesta por una gestión integral del agua y se da por sentado que los trasvases, aunque no los menciona expresamente, deberán reducirse gradualmente a causa del cambio climático.

El programa lamenta que el Gobierno socialista «ha heredado una planificación hidrológica y una gestión de la política del agua que no cumplen adecuadamente con la directiva europea, y que, además, no garantizan suficiente agua potable a medio plazo, en el contexto de sequías más intensas y frecuentes provocados por el cambio climático».

Para corregirlo, anuncia que durante los últimos meses se ha elaborado un Libro Verde «para modernizar la gobernanza y gestión del agua y para sentar las bases de la necesaria transición hidrológica», y también se compromete a aprobar «un nuevo y urgente» Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización de Aguas Residuales.

Estos dos documentos recogerán las líneas básicas de la política del agua del PSOE de la siguiente legislatura, uno de cuyos objetivos será «asegurar cada vez mejor la integridad de las cuencas hidrográficas y su seguridad hídrica, especialmente aquellas que han dependido hasta ahora, en gran medida, de aportaciones de otras cuencas, que tenderán a reducirse gradualmente a causa del cambio climático», indica textualmente el programa socialista.

Esta reducción de las transferencias de agua entre cuentas «será posible -prosigue- mediante la gestión integral y eficiente de las demandas y de todos los recursos hídricos disponibles en los sistemas de explotación superficiales, subterráneos y los procedentes de la desalación y de la reutilización, con precios del agua que reflejen los costes del sistema en su conjunto y que tiendan a converger independientemente de su origen».

Financiación autonómica

Otros de los fines que persigue el PSOE con estas propuestas es que «se incorpore, en la planificación hidrológica de todas las cuencas, la consideración de valor ambiental del agua y de los ecosistemas fluviales, así como las medidas de medición y control del uso del agua y de su calidad para poder prevenir y combatir toda forma de despilfarro, de especulación y de contaminación del agua».

Con respecto a la financiación autonómica, otro de los asuntos del máximo interés regional, Pedro Sánchez se compromete, a través de su programa electoral, a «impulsar un pacto de Estado para reformar el sistema de financiación autonómica y el sistema de financiación de las entidades locales, reformando la 'regla de gasto', con el fin de adecuar la distribución de los recursos públicos entre los tres niveles de la Administración, para garantizar eficazmente el cumplimiento de las correspondientes competencias y garantizar la igualdad en el acceso a los servicios públicos».

Por otra parte, el candidato socialista a la presidencia de la Región de Murcia, Diego Conesa, defendió ayer las medidas puestas en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez para mejorar las condiciones de los trabajadores autónomos, frente a las propuestas de «Vox y sus socios de la derecha» que, indicó, ponen en duda el sistema público de pensiones.