A prisión por atracar a jóvenes de las que después abusaba

Agentes de la Policía Nacional escoltan al detenido. /Policía Nacional
Agentes de la Policía Nacional escoltan al detenido. / Policía Nacional

El supuesto ladrón atacaba a sus víctimas en los portales, donde les quitaba el bolso a punta de navaja y les realizaba diversos tocamientos

EPMURCIA.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven, de 24 años de edad y nacionalidad española, como presunto autor de diez robos con violencia e intimidación, dos agresiones sexuales y el hurto de un vehículo. Unos hechos delictivos que, según confirmó la Policía Nacional, tuvieron lugar en diversas calles y avenidas del centro de la capital murciana.

El delincuente atacaba a sus víctimas por la espalda, les tapaba la boca mientras les ponía un cuchillo u otro objeto punzante en el cuello, y les pedía que le entregasen los bolsos que portaban. Según el relato de los investigadores del caso, actuaba con tranquilidad y, principalmente, en zonas peatonales, jardines y portales de edificios de la zona centro de Murcia, en general a altas horas de la madrugada.

La operación policial se inició tras registrar los agentes de las comisarías de San Andrés y El Carmen varias denuncias consecutivas por robos con violencia e intimidación ejecutados con el mismo 'modus operandi'. Además, en los relatos denunciados se realizaba una misma descripción del autor de los hechos: varón español, de complexión normal, sobre el metro setenta de altura, con pelo castaño y barba de varios días.

Según informó el cuerpo de Policía Nacional a través de un comunicado de prensa, el agresor seguía a sus víctimas, todas mujeres jóvenes, hasta que hallaba el lugar propicio donde poder abordarlas a solas. Buscaba quitarles el bolso, aunque en sus últimos robos había empezado a realizar tocamientos a las jóvenes una vez sustraídas sus pertenencias. Después de eso, huía en una motocicleta o ciclomotor que previamente había robado en otro lugar.

Cámaras de seguridad

Para descubrir la identidad del agresor, los agentes investigadores solicitaron grabaciones de vídeo a diferentes establecimientos situados en lugares cercanos a donde sucedieron los hechos o en vías colindantes de escape. Fue así como obtuvieron un candidato como principal sospechoso, por lo que se articuló un dispositivo de detención de este individuo en torno a su domicilio, situado en la localidad de Javalí Nuevo.

El presunto criminal fue detenido hace unos días a primeras horas de la madrugada, cuando salía de su casa y se dirigía a una motocicleta que figuraba como sustraída en los registros de la Policía Nacional, presumiblemente con intención de volver a delinquir.

En dependencias policiales y en base a diversos reconocimientos fotográficos, algunas de las víctimas que pudieron ver la cara del agresor cuando sucedieron los hechos reconocieron al detenido como presunto autor de sus respectivas agresiones. Unos reconocimientos que posibilitaron la entrada y registro del domicilio del detenido. Allí, la Policía Nacional recuperó varios de los efectos sustraídos, como teléfonos móviles, y también intervino la ropa utilizada en la comisión de los diferentes robos con violencia.