El PP gobernará en Puerto Lumbreras tras el acuerdo nacional entre populares y Vox

Reunión de PP y Vox, este viernes, en el Congreso./EFE
Reunión de PP y Vox, este viernes, en el Congreso. / EFE

Las dos formaciones pactan garantizar el apoyo en aquellos ayuntamientos en los que ambas fuerzas sean suficientes para formar ejecutivos

EFE

El PP y Vox alcanzaron este viernes un «principio de acuerdo» para garantizar la gobernabilidad en los ayuntamientos donde ambas fuerzas sean suficientes para formar equipos de gobierno sin necesidad de recurrir al apoyo de otros partidos de centro-derecha como Ciudadanos. En la Región de Murcia, este acuerdo solo se podría hacer efectivo en el Ayuntamiento de Puerto Lumbreras, ya que el PP cuenta con 8 escaños y Vox con uno, cuando la mayoría absoluta para gobernar es de 9. El acuerdo verbal, pendiente de desarrollar y sujeto a unas conversaciones sobre programas que continuarán la semana próxima, se materializó en la reunión que celebraron en el Congreso los equipos negociadores de los dos partidos, encabezados por Teodoro García-Egea (PP) e Iván Espinosa de los Monteros (Vox).

Aunque ambos no concretaron en cuántos municipios podría aplicarse esta suma de fuerzas para elegir alcaldes pactados en la constitución de los ayuntamientos del próximo 15 de junio, Espinosa de los Monteros citó los casos de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y Almería como dos de los más emblemáticos.

Tras dos horas y media de reunión, el portavoz de Vox en el Congreso ha explicado en rueda de prensa que, aunque no han firmado «ningún papel», confía en que tras las conversaciones que continuarán entre los respectivos «equipos locales» fructifiquen y permitan recoger en uno o varios documentos los acuerdos alcanzados. Más allá de este pacto a dos, Espinosa de los Monteros insistió en que su partido no apoyará acuerdos con Ciudadanos si la formación naranja no quiere negociar con ellos y señaló que no se trata de quién llama a quién sino de que haya voluntad de llegar a acuerdos.

También aseguró que Vox está haciendo «permanentemente» gestos de buena voluntad con Cs, al que ofrece sentarse a dialogar, y dejó claro que, si esta formación quiere el respaldo de Vox para entrar en las Mesas de las asambleas autonómicas, como la de Madrid, antes tendrá que negociar con ellos los programas. Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, consideró la aproximación alcanzada un «primer punto de partida interesante» para conformar lo que llamó «gobiernos de la libertad» en contraposición a «los gobiernos del cambio... a peor» que la izquierda activó hace cuatro años.

Y citó entre las cuestiones programáticas sobre las que el PP quiere avanzar con Vox la supresión del área Madrid Central en la capital o asuntos de ámbito autonómico como la libertad de los padres para escoger centros educativos para sus hijos, la mejora de sanidad pública o la libre elección de médico. García Egea consideró además que está «dentro de la normalidad» que Ciudadanos hable con el PSOE en algunos territorios donde ya ha abierto negociaciones como el PP como es el caso de la Región de Murcia, e hizo notar que ve difícil que muchos aspectos del programa del PSOE tengan cabida en los postulados de Cs.

Más