Hasta 324 peticionarios se disputan el agua

Pese a las 324 solicitudes, hubo poco público en la apertura de plicas en la Cámara de Comercio. AGM/ J. CARRIÓN /
Pese a las 324 solicitudes, hubo poco público en la apertura de plicas en la Cámara de Comercio. AGM / J. CARRIÓN /

Muchos antiguos clientes de la desaladora de Valdelentisco que fueron sancionados pasan ahora a la cola en el nuevo reparto

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Los primeros serán los últimos. Muchos empresarios agrícolas que compraron agua años atrás de la desaladora de Valdelentisco, y que fueron expedientados por la Confederación Hidrográfica del Segura porque carecían de las correspondientes concesiones, se pondrán ahora a la cola en el reparto de estos caudales. Según la ley, existe un orden de prelación para asignar estos recursos en el nuevo procedimiento que inició ayer el organismo de cuenca con la apertura de las plicas de los nuevos solicitantes. Hasta 324 empresas agrícolas y comunidades de regantes, además de urbanizaciones, campos de golf e industrias (16 del total), se disputan los 37 hectómetros cúbicos disponibles de la planta de Valdelentisco, ubicada en la franja limítrofe de Cartagena y Mazarrón.

La Confederación abrió ayer las plicas para asignar los primeros 37 hectómetros: dieciséis solicitudes son para campos de golf y resorts

Pese al elevado número de solicitudes, al acto público celebrado ayer por la mañana en la Cámara de Comercio de Murcia apenas acudió una veintena de interesados. La CHS había buscado la amplitud de la sede cameral pensando que la afluencia sería mayor. Acudieron principalmente representantes de comunidades de regantes, algunas de ellas vinculadas al acueducto Tajo-Segura. La petición de agua desalada abarca a zonas de cultivo repartidas principalmente en el Campo de Cartagena, Campo de Murcia y el Valle del Guadalentín, ahí donde llegan los caudales de Valdelentisco, que se pueden distribuir también por el canal del Postrasvase de la margen izquierad y llegar hasta la zona de Pulpí.

La desaladora pertenece a la red de la sociedad estatal Acuamed, que venderá los caudales a un precio cinco veces superior al coste del agua del Trasvase. El periodo de vigencia de las concesiones lo decidirá la sociedad estatal con los nuevos clientes que reciban el permiso de la CHS.

Tienen prioridad las zonas de cultivo con pozos sobreexplotados y los regadíos infradotados

Desbordados por la demanda

Después de un paréntesis para poner la situación en regla, este proceso corrige las irregularidades que se habían producido con la venta de agua de esta instalación pública, ya que la mayoría de usuarios de la etapa anterior carecían de concesiones por parte de la Confederación, lo cual originó la apertura de expedientes sancionadores. Una vez reiniciado el proceso, las peticiones desbordan la oferta de agua, ya que las demandas suman 205 hectómetros. Los técnicos de la Comisaría de Aguas que dirige Javier García Garay realizaron ayer la apertura de las plicas para asignar los caudales en breve, en función de las zonas regables legales y autorizadas.

Las concesiones se otorgarán sobre la base de un orden de prioridad fijado por la ley. Primero se atenderán las peticiones para regar en las zonas donde existe sobreexplotación de acuíferos, que serán sustituidos por la desalación; y en segundo lugar las comunidades de regantes que estén infradotadas y que tengan inscritos sus derechos de agua en el registro de la CHS. En tercer lugar, y si sobran caudales, se cubrirán las necesidades de los regadíos consolidados. Quedan en último lugar los usuarios «caracterizados», que son los anteriores consumidores de agua de esta desaladora que no cumplen las dos primeras condiciones del reparto. Afecta a los anteriores compradores de caudales de agua desalada de Valdelentisco, que pasan ahora a ser los últimos en el reparto.

El Ministerio ampliará la desaladora con veinte hectómetros y acometerá una tercera fase

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Mario Urrea, manifestó que se abrirá un segundo proceso de reparto de agua cuando se amplíe la capacidad de Valdelentisco con 20 hectómetros más, junto a otra ampliación posterior. Será en un plazo de dos años aproximadamente, acorde con los objetivos que se ha marcado el Ministerio para la Transición Ecológica de duplicar la capacidad de desalación en la cuenca del Segura.

Más