Casi 30 presos lograron un empleo en la Región en 2018

Centro de Inserción Social 'Guillermo Miranda'./LV
Centro de Inserción Social 'Guillermo Miranda'. / LV

La voluntad de trabajar, la formación con prácticas no laborales y la búsqueda activa son las distintas fases del proceso de inserción

EFE

Un total de 1.209 reclusos de un centenar de centros penitenciarios, 28 de esos presos en la Región, lograron un empleo el año pasado gracias al programa Reincorpora, de La Caixa, que facilita itinerarios de inserción social y laboral a internos en la fase final de su condena, en esa región con la oenegé Paréntesis.

El 76,5% de los participantes logró un puesto de trabajo en una de las 771 empresas colaboradoras, según comunicó este lunes La Caixa e Instituciones Penitenciarias en una nota de prensa que detalla que en Murcia fueron 26 las firmas contratantes. Un porcentaje que se multiplicó por cinco desde que Reincorpora iniciara su andadura en 2011. Casi 15.000 internos pasaron por el programa, de los cuales 5.803 consiguieron un empleo en las 5.290 empresas vinculadas. Los técnicos de Reincorpora diseñan y deciden qué presos se incorporan a las distintas compañías ofertantes de trabajo mediante un seguimiento que mide la evolución integral de los trabajadores.

Ayudantes de cocina, operarios de logística y limpieza o atención al cliente han sido algunos de los puestos en los que fueron formados los internos. Asimismo, los presos prestaron ayuda en servicios a la comunidad, como la atención a personas mayores, tareas medioambientales, apoyo a bancos de alimentos o comedores sociales y charlas de sensibilización a jóvenes en riesgo de exclusión. La voluntad de trabajar, la formación con prácticas no laborales y la búsqueda activa son las distintas fases del proceso de inserción.