Un preso por intento de homicidio ofrece 1.000 euros para que le dejen salir de la cárcel

Un preso por intento de homicidio ofrece 1.000 euros para que le dejen salir de la cárcel

Está en prisión por haber asestado a un hombre hasta doce puñaladas

EFE

El joven que fue ingresado en prisión el pasado enero como presunto autor del intento de homicidio de otro durante la Nochevieja pasada en Totana, Daniel G., seguirá en la cárcel al haber desestimado la Audiencia Provincial el recurso presentado contra el auto que decretó la prisión y en el que ofreció 1.000 euros como garantía de que no se iba a fugar.

La resolución de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, dice que por el momento deberá seguir en prisión preventiva, entre otros motivos, por la gravedad de los hechos que presuntamente cometió y que llevaron a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia a C.R.M. tras recibir hasta doce puñaladas.

También se tiene en cuenta por el tribunal la elevada pena que pudiera serle impuesta si en el juicio es condenado por el intento de homicidio o asesinato y el riesgo evidente de fuga, al no presentar vínculos de arraigo relevantes e intensos en España.

Así, añade, carece de vínculos familiares, económicos, patrimoniales o laborales, por lo que unos meses en prisión provisional no diluyen el riesgo de huida ante la elevada pena a la que podría enfrentarse.

En su apelación, lamentó el rechazo social que su acción había motivado en la ciudadanía y, tras añadir que no contaba con antecedentes penales o policiales por hechos análogos, expuso que el peligro de que pudiera sustraerse a la acción de la justicia podía ser contrarrestado con otras medidas no tan gravosas.

Así, apuntó, podía ser obligado a presentarse cada semana en el juzgado, además de ofrecerse a depositar una fianza de mil euros para eludir la prisión.

El investigado, en la declaración que prestó ante la Guardia Civil tras entregarse de forma voluntaria, aseguró que actuó en defensa propia, ya que tras sufrir un botellazo en un altercado se fue a su casa, porque sangraba, y que en la misma cogió el cuchillo con el que presuntamente asestó las puñaladas a C.R.M.