Preocupación por las decenas de casas de vacaciones inundadas y aún cerradas

Efectivos de bomberos de Cartagena intentan abrir la puerta de un garaje de Los Nietos. /ANTONIO GIL
Efectivos de bomberos de Cartagena intentan abrir la puerta de un garaje de Los Nietos. / ANTONIO GIL

La alcaldesa de Cartagena avisa a veraneantes de Los Nietos y Los Urrutias para que aireen sus viviendas y así evitar focos de insalubridad

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y la presidenta de la Asociación de Vecinos de Los Nietos, Nani Vergara, alertaron ayer de que aún quedan decenas de casas de vacaciones inundadas y cerradas en esta localidad y en Los Urrutias, que podrían convertirse en focos de insalubridad si sus dueños no se apresuran a limpiarlas. Lo hicieron durante un recorrido por ambos pueblos, en el que participó el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras.

En la visita pudieron comprobar las consecuencias de la gota fría en estas localidades de la ribera sur del Mar Menor. Castejón anunció que, junto a la declaración de zona catastrófica de la Región de Murcia, exigirá un plan que permita «rehabilitar los caminos rurales», ya que en la zona oeste del municipio hay pequeños caseríos que permanecen aún incomunicados, donde viven entre diez y quince familias.

En ese sentido, el líder del Ejecutivo autonómico aseguró que no se le «pasa por la cabeza» que el Consejo de Ministros no apruebe la declaración de zona catastrófica y que no se cubran todos los daños que ha habido. «Lo veo altamente improbable», apostilló.

Además, indicó que los daños en las carreteras de la Región ya rondan los 50 millones, aunque pidió esperar a que se termine la evaluación global de todos los desperfectos para hacer un balance definitivo.

Más noticias

Para que los vecinos puedan pedir ayudas con mayor facilidad, las Oficinas Municipales de Información y Tramitación Administrativa (Omitas) de Los Nietos y Los Urrutias han ampliado sus horarios. Abrirán también por la tarde, de 16 a 19 horas. Se trata de un servicio en el que los técnicos informan de la documentación que se necesita y los lugares donde se puede reclamar. También ofrecen a los afectados la posibilidad de recibir auxilio.

Por otro lado, la Junta de Gobierno aprobó ayer destinar los primeros 50.000 euros para acometer reformas en las localidades afectadas por el temporal. Se trata de una cuantía que irá en aumento «conforme sea necesario», según informaron fuentes del gobierno local.

En ambas zonas continuarán trabajando en los próximos días los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) hasta que todo quede «limpio», aseguró el teniente del Primer Batallón de la UME en Madrid, Alejandro Cruz.