Samuel también gana subiendo

Evans perdió 1:25 con respecto a Sastre, pero Menchov vislumbra ya la victoria

BENITO URRABURUABANTOS
EATAQUE. Samuel Sánchez y Carlos Sastre llevaron todo el peso de la etapa de ayer. / EFE/
EATAQUE. Samuel Sánchez y Carlos Sastre llevaron todo el peso de la etapa de ayer. / EFE

Igor Antón se abrazaba a Samuel Sánchez nada más cruzar la línea de meta. Le gritaba a su compañero de habitación, a su amigo, emocionado. Metros antes de llegar, Anton ya había preguntado haciendo gestos a su masajista quién había ganado. Samuel Sánchez conseguía en Abantos su cuarta victoria de etapa en la Vuelta a España . La segunda en esta edición, pero su rostro no denotaba una gran emoción.

Buscaba el podio. Decía no estar decepcionado por esos nueve segundos que le han faltado para poder superar a un Cadel Evans que finalizó reventado y perdió 1:25. «¿Decepcionado? No, no lo estoy, pero cuando tienes tan cerca el podio te da pena no conseguirlo». De sus cuatro triunfos en la Vuelta , dos han sido en llegadas en alto, La Bien Aparecida y Abantos, y otros dos en sendas bajadas, Cuenca y Granada.

Samuel Sánchez deja la impresión de que el podio de la carrera se le va a escapar por esos comienzos titubeantes que tuvo de la prueba. Siempre va de menos a más, lo que le ha permitido llegar fuerte a la semana final y conseguirá que haga una gran contrarreloj. Su problema, y el de Carlos Sastre, se llama Cadel Evans, al menos el Evans que hemos visto en las contrarrelojs del Tour y en la de Zaragoza. Veinte kilómetros tampoco son para hacer muchos movimientos de segundos.

Abantos ha cerrado el ciclo que Denis Menchov inició en Los Lagos. Su estado físico le permite manejar la carrera a su antojo. Continúa sin meterse en la pelea de las etapas. Vigiló los movimientos de Sastre y Samuel Sánchez. La última subida a Abantos tenía un objetivo: sacar el mayor tiempo posible a Cadel Evans. Y los dos se aplicaron en esa labor.

Cambio táctico

«Cuando Carlitos me ha alcanzado le he dicho que había que meterle el mayor tiempo posible a Evans. Es difícil, pero hemos subido a relevos», explicaba Samuel.

Abantos tuvo dos protagonistas a nivel individual, Samuel Sánchez y Carlos Sastre, que es segundo en la general y tiene 47 segundos de ventaja sobre Menchov. Y un equipo, Euskaltel, que tuvo que cambiar de táctica en plena carrera según explicaba el propio Samuel: «Habíamos programado atacar en la bajada de Robledondo. Cuando el coche que iba con los escapados nos dijo que el piso estaba seco se desbarató todo». Euskaltel, Samuel Sánchez, pensaba llegar al puerto madrileño, «con un minuto o minuto y medio de avance. Se nos torció. Sabíamos que luego iba a ser más difícil» .

La lluvia aparecería más tarde, en el primer paso por Abantos. Sastre pondría un ritmo muy fuerte. Hasta en cinco ocasiones se movió. Lo suyo nunca han sido latigazos fulminantes. Es un ciclista de acelerar, primero, y luego comprobar quiénes siguen a su rueda. Se trataba de ir madurando a Cadel Evans, que acabó cediendo. 1. MENCHOV, Denis RUS RAB 77h 59:17

2. SASTRE, Carlos ESP CSC a 3:02

3. EVANS, Cadel AUS PRL a 3:49 La La penúltima etapa será una contrarreloj de 20 kilómetros con salida y llegada en Collado Villalba, ideal para Cadel Evans.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos