«Viví una d e las peores etapas del Murcia»

«Le estoy agradecido al Atlético por todo lo que me dio, pero el club grana es mi equipo»

JUAN I. DE IBARRAMURCIA
RECUERDOS. El ex jugador Juan Antonio López. / J. CARRIÓN / AGM/
RECUERDOS. El ex jugador Juan Antonio López. / J. CARRIÓN / AGM

«Yo guardo un magnífico recuerdo del Atlético de Madrid, que me acogió, que me hizo titular, que me trató de maravilla, que me dio a ganar un buen dinero y con el que fui campeón de Liga. Es uno de los grandes y siempre le recordaré con cariño y afecto. Pero mi equipo es, ha sido y será siempre el Real Murcia».

[Juan Antonio López Gallego se hizo jugador en el Murcia, recorriendo todas las etapas inferiores].

- Empecé por abajo, pasé al Imperial y terminé en el Real Murcia, en el que siempre fui titular.

[Juan Antonio, jugador que fue del Murcia, Atlético, Sevilla, Celta y otra vez en el Murcia. Le recuerdo que llegó al primer equipo, desde el Imperial, en diciembre de 1965. Llegó acompañado del guardameta García, que había de sustituir a José Luis, víctima de una lesión].

- Pero tú llegaste para jugar.

- Sí. Debuté y ya no dejé de jugar en 143 partidos.

[La cosa empezó el 5 de diciembre de 1965, en Puertollano, donde el Murcia perdió por 2-1 con el Calvo Sotelo. Con él estaban grandes jugadores como Tatono, traspasado al Valencia una semana más tarde, Silvio, Arce, Vidal una buena colección de murcianos con los que compartió ambiciones. Con eso y con Antonio Ruiz (campeón de Europa), José Luis Borja (que iría traspasado al Madrid), Sergio, y los llegados de fuera, como Lalo, Quincoces, Mendiolea (que se quedó en Murcia para siempre)].

- Fueron 143 partidos consecutivos. Tuve la suerte de no padecer ninguna lesión y aproveché la ocasión que me dio Bermúdez.

[Su primer gol lo marcó en Mestalla y sirvió para empatar a uno al filial valenciano. Esa temporada consiguió tres dianas. En toda su trayectoria como murcianista, sumó trece goles.

- No son muchos para un delantero que jugó hasta Junio del 69 en el Murcia- le digo.

- Es que lo mío no era hacer goles, sino fabricarlos. Yo, como disfrutaba de verdad era haciendo una jugada y mandando el balón al compañero, para que rematara. Lo más hermoso del mundo es dar el gol al compañero.

[Su infancia son recuerdos de Vistabella y de aquellas primeras patadas al balón]:

- Empecé con Saura y Molla y luego me trajeron al Imperial infantil, con Viribi y Molla Había un equipo más bonico que ná. Jugábamos en La Condomina.

[Cuando llegó al Murcia, en la Navidad de 1965, el equipo luchaba, como siempre, por el ascenso a Primera. Pero sólo terminó en décima posición].

- En el Murcia siempre jugamos con dificultades. Yo sé lo que es pasar meses sin cobrar y buscar al presidente, para hablarle del asunto en mi condición de capitán, y que se escondiera. Y que me dijeran en el club: «No ha venido ni va a venir hoy». Y yo lo había visto entrar en el despacho. Y sabía que estaba escondido porque no podía pagarnos las primas de seis meses, ni los sueldos Así que tenía que comer de la olla de mamá. Y sin ingresar un duro.

[Hace una pausa y añade]:

- A mí me hubiera gustado estar en el Murcia en una etapa como esta, en la que se cumple a rajatabla, en la que el club tiene solvencia. Yo viví una de las peores etapas del Murcia.

[Un día, el Murcia cedió al asedio de los clubes que querían contratar a Juan Antonio. Fue cercano el estío de 1969, muy pocos días después de que Silvio fuera traspasado al Elche]:

- Al traspasarme, tuve la fortuna de ir al Atlético, además, para ser titular. Jugué 23 partidos seguidos. Y fuimos campeones de Liga. En el último, contra el Barcelona, el que ganara era campeón. Y ganamos. Eso es algo más que le debo al Real Murcia.

- Pero el Murcia también cobró. Se dijo que dos millones de pesetas de hace 38 años.

- Dos y medio, esa fue la verdad. Y yo no le había costado nada.

- Y te fuiste con 600.000 pesetas.

- Sí. Pero con primas y premios gané más de dos millones ese año.

- ¿Consideras que ganaste dinero?

- No los disparates de ahora, pero lo suficiente. Con 300 o 400.000 pesetas te comprabas un piso.

- ¿Y tú?

- Yo nunca fui derrochador. Sabía que este oficio dura pocos años y supe invertir el dinero. Todos los años me compraba un piso y otras cosas.

[Me cuenta que su suegro, que era funcionario de la Caja, al construirse un edificio donde estaba la Central, al lado del Rex, le llamó y le dijo]:

- Oye, que te he comprado un piso que se va a construir. Cuesta 600.000 pesetas. Yo le contesté que muy bien. Hemos vivido en ese piso, le hemos sacado dinero del alquiler y hoy vale 60 o 70 millones de pesetas.

- En el Atlético estuviste dos años.

- Sí. Llegó un entrenador que no contaba conmigo y yo quería jugar. Y como me solicitaban muchos equipos, me traspasaron al Sevilla ganando más dinero, como es lógico.

- ¿Mediante traspaso?

- Claro. Y del Sevilla, al Celta, con traspaso también. Y cada traspaso, un aumento.

- El artista siempre sacaba tajada.

- Hombre era mi oficio.

[Y me suelta una carcajada de las de aquí, de las que se aprenden en el Camino de la Fuensanta o en el Rincón de Beniscornia].

[El viaje de Juan Antonio fue de ida y vuelta. Del Celta, al Murcia].

- Aunque siempre estuve agradecido al Atlético y el Sevilla fue conmigo un club señor, llegó un momento en que soñaba con volver a Murcia.

[Y me explica]:

- No es que no me gustara Galicia, no. Es que tuvimos tres o cuatro meses seguidos lloviendo. Y mi mujer me decía: «¿Cuándo nos vamos?». Salíamos sólo lo mínimo. Y volvíamos al piso Y estaba loco por volver a Murcia.

[Le recuerdo aquel día, en Vigo, en el que el Murcia se salvaba del descenso ganando en Balaídos. Juan Antonio iba de una lado a otro, preocupado. Y ganamos 0-2, con arbitraje de Rigo y bofetón de Fernández Amado a Vera Palmes].

- Aquella tarde, ¿quién querías tu que ganara?

- ¿Que quién quería yo que ganara? Pues el Murcia, que así se salvaba. El Celta ya estaba salvado.

- ¿Y este domingo? ¿Quién quieres que gane, el Atlético o el Murcia?

- El Murcia, claro Mira, yo soy del Murcia, soy murciano, he nacido ahí, desde los doce años he estado en el Murcia, desde crío me sentí murciano mi club es el Murcia.

[Se detiene un momento. Me mira como extrañado de tener que explicarme algo tan sencillo]:

- Al Atlético le agradeceré siempre que gracias a él fui campeón de Liga, pero el Murcia es el Murcia.

- Oye, y cuando jugáis profesionalmente en otros equipos, a veces contra el vuestro, el de niños, el de vuestra tierra ¿qué pensáis?

- El profesional siempre quiere ganar, con quien sea y contra quien sea. Sales al campo y quieres ganar, con la camiseta que lleves.

[Jugó en el Murcia, montó una tienda de artículos deportivos, luego otra, una tercera ].

- La que mejor me funciona es la de Torre de Romo.

[No se pierde un partido del Murcia. El año pasado viajó con su mujer por toda España].

- Vi con Manolo Álvarez todos los partidos del Murcia. No jugábamos bien, pero ganábamos. Este año creo que vamos a jugar mejor. Hay buenos jugadores y creo que debemos quedar en mitad de la tabla.

[Le pido que me haga un equipo con los jugadores del Murcia que ha conocido. Me los desgrana, uno a uno]:

- De portero, José Luis Borja; laterales, Chancho y Rebellón; centrales, Tendillo y Maraver; en el centro, Tente Sánchez, Parra y Mas; delante, Ramírez, Manolo, Marsal, Lalo y Enrique Collar.

[Me ha dicho 13. Pero yo no quito a ninguno].

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos