Unai Alba, otro portero para el Hércules

El meta finiquitó ayer su compromiso con el Athletic y firmará un contrato con el equipo alicantino para dos temporadas con opción a una tercera Tiene 29 años, llega recomendado por Goikoetxea y luchará por la titularidad con Prats y Aragoneses

JUAN F. MILLÁNALICANTE
ATLÉTICO. Alba atrapa un balón en un entrenamiento. / EL CORREO/
ATLÉTICO. Alba atrapa un balón en un entrenamiento. / EL CORREO

Ni un delantero ni un lateral derecho. El Hércules reforzó ayer, por sorpresa, una demarcación que parecía tener cubierta. La entidad hizo oficial el fichaje del portero del Athletic de Bilbao Unai Alba, quien firmará un contrato con el equipo alicantino para dos temporadas con opción a una tercera.

El meta, de 29 años, será presentado el próximo lunes a las 18.00 horas y el martes estará en la puesta de largo del equipo en el estadio Rico Pérez.

Llega recomendado por el técnico Andoni Goikoetxea y está llamado a ser el tercer portero del equipo tras Sergio Aragoneses y Toni Prats. La incorporación de Unai Alba cierra por completo las puertas de la primera plantilla al joven Adrián Murcia, quien había sido incluso titular en algunos partidos de la pretemporada.

El guipuzcoano es el sexto portero que incorpora Javier Subirats en poco más de un año tras Aragoneses, Agassa, Rangel, Falcón y Toni Prats.

El de ayer fue un día estresante para Unai Alba. El portero se desvinculó por la mañana del Athletic y por la tarde aceptó la oferta del Hércules. Tenía dos años más de contrato con el equipo bilbaíno, pero Caparrós lo dejó fuera de la convocatoria para la concentración en Papendal (Holanda) y eso fue un detalle definitivo. El nuevo portero blanquiazul no quería quedarse sin jugar y decidió aceptar la llamada de Goikoetxea.

Ha estado en el Athletic siete meses (de enero a agosto), pero no llegó a debutar en Primera División. Pese a sus 29 años, sólo cuenta con experiencia en Segunda B, donde militó varias temporadas en el Real Unión y en el Barakaldo.

Un cancerbero pintor

Hasta dar el salto al Athletic el pasado mes de enero, Unai Alba compaginaba su tarea de portero del Barakaldo con la de pintor de brocha gorda. Por las mañanas ayudaba a su padre y por las tardes acudía a entrenar con su equipo.

Sus números en las últimas temporadas han sido discretos. Ha venido encajando un gol por partido con el Barakaldo. En el momento de fichar por el Athletic, había mejorado esa media, ya que sólo había recibido once tantos en diecisiete compromisos ligueros en Segunda B.

Fotos

Vídeos