Tomy Ceballos

PEDRO ALBERTO CRUZ

La fotografía ha sido considerada, al ser sujeto de reproducción y manipulación, elemento alienante al servicio de intereses políticos, económicos o de cualquier otro tipo de control del público, convertido éste en sujeto pasivo fácilmente manejable por medio de las imágenes extraídas de una supuesta realidad más o menos intervenida. La función arte, desde esta premisa, reduce su actuación aunque los efectos -su campo de influencia- parezcan ser más extensos.

¿Qué sucede cuando predominan los valores estéticos y críticos, cuando la imagen introduce en otros caminos que alejan de lo que se denomina realidad sin perder la referencia? Nada y todo. Sí podemos argumentar que se campo se restringe, el sujeto receptor se individualiza, y la influencia queda a expensas de algún que otro mensaje subliminal que escapa al control de poder/institución.

Sin embargo, y lo vemos en las fotografías de Tomy Ceballos, en la ausencia de intención predeterminada, de influencia, la contradicción aparece como elemento esencial -obra- y en el contenido -carga ideológica y crítica-.

En el primer caso, la captación de un universo microscópico -membranas, el entramado nervioso de hojas- queda reflejado en macrofotografías que desvelan la ambigua percepción de la realidad por parte del ojo; en el segundo, la imbricación de la lógica constructiva natural -folia lógica- con la intervención más o menos racional en el paisaje, fundamentalmente el urbano. Las redes nerviosas, los vasos, constituyen tramas que, en su aparente desorden visual, recuerdan la morfología urbana irregular e incluso planos más elaborados, de los que se pretende extraer la conclusión de que el hombre, naturalmente, tiende a imitar a la naturaleza -a su lógica- y todo lo que se aparta de ella termina en esclerosis, en colapso, en atasco vial.

Esta suposición, presentada desde la apariencia de la simplicidad, logra resultados visuales excelentes y provoca choques emocionales. Mas, si se comprende el discurso desarrollado, se comprueba la existencia de una carga crítica sobre la crisis del ser urbano, tan próximo y tan alejado de la naturaleza.

Fotos

Vídeos