El Sangonera se apea en Algeciras (2-0)

EDUARDO PUCHEALGECIRAS
INTENTO. Una jugada de ataque del Sangonera ayer. / SUR/
INTENTO. Una jugada de ataque del Sangonera ayer. / SUR

El Algeciras tiene recorrido la mitad del trayecto en su viaje de retorno a la Segunda División B después de eliminar a un Sangonera Atlético, que le ha puesto las cosas muy difíciles en estos dos capítulos.

De inicio, pareció que la consigna de los dos banquillo fue la misma: tranquilidad, tranquilidad y tranquilidad. Así, al menos, se lo tomaron los dos equipos, aunque eso sí, adoptaron roles diferentes. Mientras que la tranquilidad rojiblanca era más activa intentando buscar el gol con algo más de ahínco, su rival lo hizo de manera defensiva, dejando mucho campo a los locales e intentando sorprender al contragolpe.

Así las cosas los primeros instantes fueron de dominio del Algeciras, que tuvo su primera oportunidad a los tres minutos en una jugada entre Copi y Manu Barreiro que culminó con un disparo de Manuel Angel que atrapó Bacas.

Por su parte, el conjunto de Fernando Maestre se agazapó bien atrás muy ordenado y buscando alguna que otra oportunidad, como la que tuvo Pitu, en el minuto 10, cuando su disparo salió por el lateral izquierdo de la portería defendida por Félix.

Pero la mejor ocasión del Algeciras llegó en el minuto 25 cuando Chumi sacó un corner, remató Rico y Quique hizo un penalti clarísimo que, como ocurriera frente a la Balompédica Linense, Copi mandó fuera. Cinco minutos después Manuel Angel agarró un disparo increíble, a cuarenta metros de la portería de Bacas, que después de golpear varias veces en el travesaño se convirtió en gol.

El conjunto murciano empezó a quemar sus muebles y realizando un extraordinario esfuerzo lo intentó en sucesivas ocasiones. Todo esto hizo que el partido se rompiera en mil pedazos y que las ocasiones fuesen para el Algeciras, que logró el segundo tanto en un remate, marcando los tiempos, de Manu que fusiló literalmente al meta murciano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos