MAZARRÓN / Las gaviotas toman las casas de Bahía y atacan a los vecinos cuando tiran la basura

«Han anidado en los tejados y no dejan que caminemos por la calle», se quejan

M. DE LA VIEJAMAZARRÓN
AL ATAQUE. Vecinos de Bahía ven ayer con temor cómo una gaviota se abalanza sobre ellos por cruzar la calle en Bahía. / JUAN LEAL/
AL ATAQUE. Vecinos de Bahía ven ayer con temor cómo una gaviota se abalanza sobre ellos por cruzar la calle en Bahía. / JUAN LEAL

Como si de la famosa película Los pájaros de Hitchcock se tratara, los vecinos de la urbanización Bahía de Puerto de Mazarrón se sienten acosados por las gaviotas que anidan en los tejados de sus casas. Los afectados ya otean el cielo antes de atreverse a cruzar la calle o salir a tirar la basura por si alguna de estas aves marinas decide atacar.

Calles como la de Mar de Bering están tomadas por las gaviotas. Desde las chimeneas de las casas controlan una amplia panorámica y en cuanto alguien circula por la zona donde tienen sus nidos, se lanzan en picado haciendo un vuelo rasante sobre la cabeza del intruso, incluso llegan a defecar encima de la persona que osa transitar por sus vías.

Rubén Campillo es un joven que viene observando esa actitud agresiva de las aves con preocupación. Asegura que le han atacado en varias ocasiones con sus vuelos rasantes y le han bañado con sus detritus.

María Montserrat Espinosa García y su esposo también se sienten intimidados por las aves. «En cuanto te ven aparecer con una bolsa de basura, te acosan para que salgas corriendo y la abandones antes de llegar al contenedor, así se hacen con la comida que va dentro».

Julián Campillo vive junto a la carretera del Puerto a Playa Grande y asegura que las invasoras están extendiendo su dominio. «Ya no caben en la isla de Paco, que era antes su hábitat natural, y ahora están anidando por toda la zona. Como la mayoría de las casas están deshabitadas, las toman por suyas y no dejan que se aproxime nadie. Mucha gente ha tapado sus chimeneas con rejillas para que no aniden, pero buscan dónde criar».

Las mascotas tampoco se libran de este acoso. Perros y gatos son atacados por las gaviotas, especialmente cuando sus dueños les ponen comida al aire libre. Las aves les pican para robarles el manjar.

Fotos

Vídeos