Narbona advierte de nuevo de que la subida del nivel del mar aconseja «no colmatar la primera línea de playa»

La ministra se basa en informes científicos sobre el cambio climático

EFEALTEA
ALTEA. Narbona, ayer junto al alcalde de Altea, el secretario general del PSPV y otras autoridades. / EFE/
ALTEA. Narbona, ayer junto al alcalde de Altea, el secretario general del PSPV y otras autoridades. / EFE

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, aseguró ayer que la subida del nivel del mar debido al cambio climático «aconseja no seguir colmatando la primera línea de playa», y advirtió de que esto es «necesario para preservar el futuro».

Narbona hizo estas declaraciones durante su visita al paseo marítimo de Altea (Alicante), donde el Ministerio de Medio Ambiente invertirá 18,8 millones de euros en el proyecto de rehabilitación de la fachada costera.

La ministra aludió a algunos informes científicos que señalan que el mar está avanzando hacia la costa y aseguró que construir cerca de la orilla es «totalmente desaconsejable».

Afirmó, por otro lado, que con las obras previstas en el Programa AGUA el suministro hídrico está garantizado y lanzó un mensaje de confianza a los hoteleros, a quienes dijo que con las infraestructuras previstas hay una situación de «absoluta garantía» en cuanto a suficiencia hídrica.

Narbona recordó que hace catorce años, cuando se produjo la última sequía grave, doce millones de españoles sufrieron restricciones de agua.

Sin embargo, agregó, «ahora las plantas desalinizadoras han impedido que haya cortes», algo que, en su opinión, es resultado del esfuerzo del Gobierno central en la Comunidad valenciana.

La ministra desgranó las inversiones realizadas en las diferentes infraestructuras previstas por el programa AGUA y se refirió a la próxima licitación de la desalinizadora de Mutxamel, que producirá 80.000 metros cúbicos de agua al día, que abastecerá a los municipios de la Marina Baixa y la zona de Alicante.

Además, dijo que, aunque la desalinizadora de Dénia ya se ha adjudicado, se ha abierto un diálogo con el Ayuntamiento debido a las reticencias que éste ha mostrado ante la ubicación de la planta. Respecto a la futura planta de Javea, de titularidad municipal, confirmó que las negociaciones llevadas a cabo por la empresa Acuamed no han dado frutos y que el proyecto se encuentra bloqueado hasta que pasen las elecciones.

El conseller de Infraestructuras y Transporte (PP) calificó de «electoralista y vacía de contenido» la visita de la ministra, y aseguró que el Plan AGUA «ha sido la política más perjudicial».