El Mar Menor quiere que se investiguen las 17 bajas del Caravaca

J. LÓPEZ ROS-J. F. ROBLESSAN JAVIER-CARAVACA

Profundo malestar y disgusto ha causado en todos los estamentos de fútbol de San Javier, la suspensión del encuentro que se debió de celebrar el pasado sábado entre el Caravaca y el Mar Menor/San Javier, por incomparecencia de los visitantes alegando una indisposición de varios de sus jugadores. Tanto la directiva como la plantilla y la afición marmenorense esperaban este encuentro con ansiedad dado el buen momento por el que atraviesa, con cuatro victorias consecutivas, con la esperanza de recortar puntos.

Puestos al habla con Paco Villaescusa, presidente del club, nos manifestó: «Se espera que la Federación investigue a fondo este caso, ya que nadie se cree que diecisiete jugadores que residen en distintos lugares y que no han estado concentrados se puedan poner enfermos y de distintas causas al mismo tiempo. Es de dominio público que el Caravaca contaba con hombres muy importantes lesionados, hasta el punto de que habían suspendido un partido amistoso que debían celebrar esta semana ante el Cehegín».

Versión caravaqueña

El presidente del Caravaca, Juan Medina, no encuentra explicación a algunas reacciones que se produjeron tras conocerse las bajas por enfermedad de 17 jugadores y el preparador físico del equipo caravaqueño: «No entendemos la reacción de algunos empleados del Mar Menor; nosotros nos limitamos a llevar la documentación y dimos la cara ante una situación que no era agradable y nadie debería dudar de nuestra buena voluntad, que ha quedado demostrada en todo momento como, por ejemplo, accediendo a jugar en sábado cuando en las dos últimas ocasiones en que nosotros se lo hemos solicitado al Mar Menor ellos no accedieron».

Fotos

Vídeos