El meta recibió un petardo en un choque en San Mamés

J. M. P.ALICANTE

Ismael Falcón vivió el 3 de diciembre del 2005 una experiencia que no olvidará. En un encuentro que enfrentaba al Athletic y al Atlético de Madrid en San Mamés, el meta gaditano recibió un petardo desde la grada que estalló a escasos metros.

Un minutos más tarde de esa acción, Orbáiz anotaría un gol, lo que significaría la igualada en el marcador.

«Son cosas que no suelen suceder en el fútbol, aunque me pasó a mí», manifestó el nuevo cancerbero blanquiazul. El incidente se saldó con una multa económica de 600 euros impuesta al cuadro vizcaíno. No obstante, y a lo largo de la semana después, los cruces de declaraciones entre entidades fue la tónica general.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos