«Los exiliados traen a su retorno nuevas formas de pensar»

El investigador indaga en su último estudio sobre la emigración por motivos políticos en los siglos XIX y XX

MANUEL HERREROMURCIA
DOCENTE. Juan Bautista Vilar, en su estudio. / V. VICENS / AGM/
DOCENTE. Juan Bautista Vilar, en su estudio. / V. VICENS / AGM

Quizás sea el trabajo que con mayor afecto haya realizado hasta ahora, pues se lo dedica a su padre y a sus antepasados que sufrieron el exilio. Es Juan Bautista Vilar (Villena, 1941), catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Murcia. Su actividad investigadora, que se ha traducido en medio centenar de libros y en artículos científicos publicados en varios idiomas, se ha centrado básicamente en las relaciones internacionales, la proyección de España en África y sobre los movimientos migratorios. Ahora acaba de sacar a la calle su última publicación: La España del exilio.

- ¿Qué caracteriza al exilio?

- Es la ausencia de convivencia y ausencia de tolerancia y de madurez política; sus consecuencias más inmediatas son la intolerancia y la exclusión y en éstos dos últimos siglos ha sido una constante en nuestra historia.

- ¿Predomina más con algún sistema político concreto?

-Se ha producido de forma especialmente intensa en el siglo XIX y en la transición del antiguo régimen al liberalismo; esta fue una etapa muy traumática. En el siglo XX se dio sobre todo al concluir la guerra civil; se produjeron cifras elevadísimas, hasta 724.000 exiliados, y fue cuando salieron de España y de nuestra región el mayor índice de emigrados intelectuales.

- ¿En algunos sectores de población se produce más el exilio?

- Afecta a todas las clases sociales. Tiene su parte negativa por los sufrimientos de la población, tanto de los que se van como de los que se quedan. Si bien debemos reconocer una parte positiva, pues ha contribuido a la modernización, a nuevos aires que traen a su retorno. De igual forma que la económica ha repercutido por el dinero que han traído el exilio político trae nuevas formas de pensar; así por ejemplo el romanticismo en el siglo XIX se generó fuera de España y las obras teatrales de nuestros grandes literatos se estrenaron en el extranjero, después vendrían a nuestras tierras. En el siglo XX, sin embargo, es más lo que España proyecta que lo que recibe; en este momento se da sobre todo una emigración a México y América Latina y allí se produjeron grandes cambios gracias a nuestro exilio

- ¿Cuáles son las peculiaridades del exilio en nuestra región?

- Sigue un ritmo similar al exilio del resto del país, si bien la diferencia está en función del lugar de destino y los murcianos han ido principalmente a Francia y a la Argelia francesa, sobre todo a la región de Orán, próxima a Cartagena. En el siglo XIX marcharon muchos murcianos liberales y en el XX primó el exilio republicano.

- ¿Qué ha dejado de positivo para nuestra región?

-Tanto el exilio económico como el político ha supuesto un poderoso influjo para la Región por la inversión del ahorro y la experiencia que han adquirido fuera.

- ¿Qué ha ofrecido Murcia?

-Sobre todo en el norte de África ha influido en la extensión de la lengua; los periódicos de Murcia y Cartagena se leían allí así como las tradiciones murcianas y del Levante. Me he encontrado con el hecho de que celebran la mona de Pascua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos