El Niño convierte a Tobarra en millonaria

La Administración número 1 de la localidad albaceteña vendió 200 décimos del primer premio El sorteo deja 40 millones de euros muy repartidos entre los vecinos, con un pellizco en Albacete y Hellín

LYDIA TORREGROSATOBARRA

Los Reyes Magos dejaron un reguero de millones en el municipio albaceteño de Tobarra, donde la Administración número 1 vendió 20 series del primer premio del sorteo del Niño. El 92034 se convirtió en talismán para los afortunados compradores de los 200 décimos de lotería agraciados, distribuidos mayoritariamente en ventanilla y también de la mano de un vendedor que llevó un pellizco a Albacete capital y a Hellín. En total, cayeron 40 millones de euros.

La fiesta se concentró ayer no demasiado lejos del Monumento al Tambor, uno de los símbolos de este municipio de casi 8.000 habitantes. En la calle Mayor, vecinos, curiosos y, poco a poco, muchos de los premiados, se fueron dando cita frente a la Administración de Loterías que regentan Amparo Sánchez y sus hijos, la única de la localidad. «Es una enorme alegría ver que este sueño se ha visto por fin realizado», explicaba, después de un momento en el que apenas podía articular palabra por la emoción la propietaria del establecimiento.

Amparo Sánchez recordaba que, desde la puesta en marcha de la Administración, en el año 1982, sólo habían tenido oportunidad de dar un primer premio de la Lotería en el año 2001 y dos segundos premios en 2003 y 2004, pero nunca coincidiendo con los sorteos de Navidad o del Niño. Sin embargo, ayer se resarcieron con creces, ya que convirtieron a Tobarra en el municipio donde más dinero dejó el 92034, un número «alto» pero que se había vendido «muy bien», según indicó la lotera. Uno de sus hijos, Juan Miguel Monte, señaló que el premio estaba muy repartido, ya que casi todo se había despachado en ventanilla salvo «cinco o seis series» que un vendedor de la Administración distribuyó en Albacete capital y Hellín. En el establecimiento le esperaba su hermano José Ángel, ya que a pesar de ser festivo ayer también era día de sellar quinielas y el negocio familiar estaba abierto. Lástima que ninguno de ellos se quedase con un billete del número premiado. «Claro que nos hubiera gustado llevar, pero con esto nos damos por satisfechos por mucho tiempo», sentenciaba Juan Miguel, al que los nervios traicionaron en un primer momento al decir que eran 400 millones de euros, y no 40, los que El Niño había dejado en Tobarra. Poco a poco, los premiados fueron dejándose ver.

Finalmente, la emoción se desató y el cava y la sidra corrieron a sus anchas por este municipio, que vive de la agricultura y de industrias como Plantoe, una empresa de confección en donde 16 trabajadoras se repartirán los 200.000 euros del décimo que compartían, adquirido con la devolución de lo que jugaban en el sorteo de Navidad «y un poco más». Así lo explicaba Eva María Tárrega, de 21 años, que junto con otras dos compañeras, Teresa Martínez e Isabel Hernández, mostraba su alegría y explicaba que todavía no sabe en qué gastará el dinero. El que sí lo sabe es Manuel Montón, otro de los vecinos agraciados, que veía en los números del décimo la llave de un piso. La de ayer era la primera vez que la suerte de la lotería se fijaba en este tobarreño, que jugó para Navidad la misma cantidad que para El Niño: diez décimos -200 euros-, por fin amortizados. También algunos inmigrantes que viven en la localidad han sido agraciados. 200.000 euros al décimo. Vendido en Tobarra, El Ferrol y Medina de Rioseco (Valladolid)92034