Viernes, 17 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

CARTAGENA

CARTAGENA
Navantia y DCN mantienen 'vivo' el Consorcio Scorpene aunque no han captado nuevos clientes
La empresa francesa diseña un nuevo tipo de submarino para competir con los S-80, desarrollados por la compañía española, de la que es socia
Navantia y DCN mantienen 'vivo'  el Consorcio Scorpene aunque  no han captado nuevos clientes
'CARRERA'. Salida de uno de los submarinos 'Scorpene' para Chile desde Navantia. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
ASÍ ESTÁ EL CONSORCIO
Navantia y DCN: mantienen el programa de construcción de los submarinos 'Scorpene', aunque no tiene más clientes que Malasia e India, de momento. Ninguna ha renunciado oficialmente al programa.

Navantia: viene años desarrollando el sumergible S-80, de mayores prestaciones que el 'Scorpene', que pretende fabricar en solitario.

DCN: hace unas semanas anunció el diseño de un nuevo tipo de submarino, el Marlin, para competir con los S-80 españoles.

Publicidad

El consorcio que forman las empresas públicas española y francesa, Navantia y DCN, respectivamente, para construir los submarinos Scorpene pasa por una crisis, derivada de que la compañía francesa ha diseñado un nuevo sumergible que competirá, directamente, con los S-80 que desarrolla la española. Dicho en otras palabras, el enemigo está en casa.

Sin embargo, desde la empresa española se sostiene, oficialmente, que no hay ninguna comunicación por parte de DCN de la ruptura del acuerdo para fabricar los Scorpene, por lo cual este tipo de sumergible sigue en el catálogo que Navantia ofrece a sus clientes. Por contra, no se han captado nuevos clientes, más allá de los ya conocidos de Malasia e India, al margen de Chile, cuyo programa ya ha terminado.

El diario El País aseguraba ayer que este consorcio estaba a punto de irse a pique, lo que fundamentaba en el hecho, precisamente, de que si no hay nuevos clientes, esta unión caerá por sí sola. Otro dato a tener en cuenta es que los submarinos S-80 estarán equipados con armamento norteamericano, concretamente de la empresa Lockheed Martin, con la que la compañía española mantiene relaciones desde hace muchos años, y no francés, como querían desde este país.

La empresa española, en cualquier caso, mantiene vivo el consorcio, a la espera de que se pronuncien las autoridades francesas, ya que mientras, por un lado, se anuncia la construcción de otro tipo de submarino, más avanzado, Marlin, que competiría con los S-80, la ministra de Defensa de Francia, Michele Alliot-Marie, se ha pronunciado en el sentido de que la alianza entre las dos empresas continúe y se refuerce.

Caminar solos

En el astillero que Navantia tiene en Cartagena se han construido partes de los dos submarinos para Chile y se hará lo mismo con los dos para Malasia, por lo que la suspensión de este acuerdo podría tener incidencias negativas.

Sin embargo, el presidente del comité de empresa, Antonio Sevilla, aseguró ayer que «no estamos preocupados porque lo que está contratado se va a cumplir y no corre peligro. No sé qué pasará en el futuro. Navantia sigue vendiendo tanto el Scorpene como el S-80, pero nosotros estamos preparados para caminar solos». De hecho, el S-80 será construido solo por Navantia, sin cooperación extranjera.

En el fondo de esta polémica subyace la hipotética creación de un consorcio europeo de construcción naval, similar a EADS, del que la unión entre Navantia y DCN era el germen. Si ésta se rompe, adiós al consorcio.

 
Vocento

Contactar | Publicidad |Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad |Master de Periodismo |Visitas a La Verdad