«Siempre tiendo a pensar que lo puedo hacer mejor de lo que lo hago ahora»

A. M.ALBACETE
DESPREOCUPADO. Lozano Garay junto a una de sus obras. / J. M. ESPARCIA/
DESPREOCUPADO. Lozano Garay junto a una de sus obras. / J. M. ESPARCIA

El libro de las Series Imaginarias fue su última exposición en el Centro Cultural de la Asunción de Albacete en el año 2000. Su principal actividad expositiva desde 1986 ha sido colectiva, pues su profesión como docente no le deja mucho tiempo libre para que su producción plástica sea prolija. Pero en su caso, el que espera no desespera y su empeño por experimentar ofrece como resultado la sorpresa y la originalidad.

-Nadie le podrá acusar de continuista y fiel a sus inicios. ¿Por qué le gusta experimentar tanto?, ¿está insatisfecho con su trabajo?

-Yo creo que tengo estilo propio, pero es cierto que no quiero caer en el manierismo porque puedo ser un pintor polifacético. Siempre tiendo a pensar que lo puedo hacer mejor de lo que lo hago ahora.

-¿Qué mensaje quiere trasladar con sus tallas policromadas?

-Mi nueva obra es bastante irracional, es como si una persona se volviese hacia su interior y expresara sus sentimientos desde ahí. En estas tallas está todo contenido: crisis de identidad, reflexiones sobre la verdad, la duda que me crea que en el arte la verdad no existe, sino que cada época puede cambiar

-¿Tantas dudas tiene?

-Me crea duda pensar si merece la pena seguir pintando, me crea duda si es necesario girar hacia una obra más comercial y volcada al espectador Sin embargo, al final siempre llego a la misma conclusión: la existencia la tengo solucionada, puedo realizar las obras como a mí me gustan e intentar caminar constantemente hacia otra forma de expresarme.

-¿De ahí su intención ahora de convertirse en escultor?

-Siempre me ha gustado la escultura y me siento escultor. Pero mi antiguo estudio no se adecuaba a mis necesidades y por eso ahora he adquirido otro de 400 metros cuadrados que me permitirá trabajar varios cuadros a la vez y tener espacio para mis esculturas.

-¿Se dedica a la docencia porque es muy difícil vivir del arte?

-Yo siempre he vivido del arte, primero del arte de mi abuelo, después del arte de mi padre y ahora vivo del mío. Pero es cierto que nunca me he planteado vivir al cien por cien de mi pintura.

Fotos

Vídeos