La Generalitat pone trabas a la devolución del Ara Pacis para exponerlo en el Museo Romano

Los arqueólogos catalanes harán un estudio para que puedan decidir los políticos La Comunidad aún no ha solicitado el altar, primer paso para la negociación

FRANCISCO J. MOYACARTAGENA
DE VISITA. El edil Cabezos, junto al Ara Pacis, expuesto en 1997 en el centro cultural. / J. M. RODRÍGUEZ/
DE VISITA. El edil Cabezos, junto al Ara Pacis, expuesto en 1997 en el centro cultural. / J. M. RODRÍGUEZ

La Dirección General de Cultura de la Generalitat de Cataluña no está dispuesta a que el Ara Pacis vuelva a Cartagena, aunque estudiará la petición -cuando la haya- de la Comunidad murciana, para que el altar romano que data del siglo II vuelva a la ciudad, con el fin de que sea expuesto de forma permanente en el Museo de Arte Romano, que se ubicará junto al Teatro Romano. El también conocido como Altar de la Salud se encuentra desde los años cuarenta del siglo pasado en el Museo Arqueológico de Barcelona, debido la donación de un particular, el marqués de Espinardo.

«Todo se puede hablar. Faltaría más. Eso sí, con todos los respetos al Senado, no son ellos los que tienen que decidir esto. El asunto debe ser tratado entre las dos comunidades, que son las que tienen las competencias exclusivas en materia cultural», indicó ayer la directora del museo barcelonés, Nuria Rufel.

Asimismo, una portavoz de la Consejería de Patrimonio Cultural de Cataluña informó a este periódico que a nivel político «no vamos a hacer ningún tipo de consideración, ya que de momento Murcia no ha hecho ninguna petición». Y es que la moción aprobada el martes en el Senado (con los votos a favor de PP y PNV) sólo insta al Gobierno de Zapatero a mediar ante el gobierno catalán en una futura negociación que busque recuperar el Ara Pacis para Cartagena.

Estudio y titularidad

Nuria Rufel añadió que si hubiera una solicitud del Gobierno murciano, se encargaría un informe técnico, «en el que nosotros veríamos como se puede enfocar el tema». Después deberían decidir los políticos -prosiguió la directora del Arqueológico barcelonés- y, aunque todo fuera bien para los intereses cartageneros, habría que superar un último obstáculo: la titularidad de la pieza.

«Nosotros tenemos el Ara Pacis en depósito gracias a una donación y, si llegara el momento, habría que estudiar de quién es la pieza y dilucidar su titularidad». En el mejor de los casos, la decisión de devolver el altar a Cartagena «durará bastante tiempo», ya que son muchos los pasos que deben darse aún, y demasiados los trámites por salvar.

No obstante, tanto la propia Rufel como otras fuentes del gabinete de Cultura catalán también indicaron a La Verdad que «todo puede estudiarse» y abrieron la puerta a una futura negociación. A Rufel, no le parece «un disparate» que el Ara Pacis pueda ser expuesto en Cartagena, aunque también dejó claro que es «falso que yo haya dicho que la pieza esté aislada aquí».

Por su parte, el director General de Cultura de Murcia, José Miguel Noguera, indicó que en los contactos con los conservadores del Arqueológico barcelonés, estos «señalaron que el asunto no está en su mano, ya que es una decisión política, aunque están más bien a favor [de que vuelva a Cartagena]». «Se encuentra en un sitio muy digno, pero descontextualizado de la ciudad de donde salió, y allí dice bastante poco en relación con lo que podría decir en un museo en la ciudad de Cartagena», afirmó Noguera.

Por su parte, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cartagena, José Cabezos, manifestó que «no entramos en polémicas, pero sí apoyamos la moción del PP en el Senado. Si se abre la caja de pandora, no nos vamos a quedar sin lo nuestro. En este caso, tiene sentido que la pieza vuelva a Cartagena porque en Barcelona está descontextualizada».

El 'efecto Salamanca'

«Al igual que se ha desestructurado y devuelto parte del Archivo de Salamanca a Barcelona, nosotros tenemos derecho a que se nos devuelva nuestro patrimonio, aunque esto es muy peligroso, ya que de esta forma cualquiera podrá pedir a Cartagena que devuelva lo que tiene en el Museo Nacional de Arqueología Submarina», comentó el edil Cabezos.

Para el edil, el futuro Museo de Arte Romano de Cartagena es el lugar «idóneo» para albergar el Ara Pacis. En estos momentos se construyen las instalaciones para esta exposición permanente, mientras que un equipo de especialistas elabora lo que será el «discurso museológico».

El proyecto cuesta más de 30 millones de euros y está financiado por la Comunidad Autónoma, el Ayuntamiento y Cajamurcia.

Fotos

Vídeos