El TSJ pone fin a la 'guerra judicial' del aeropuerto y culpa a Aeromur de «mala fe»

Torre de control del aeropuerto de Corvera, que ultima su apertura para enero. / Nacho García / AGM
Torre de control del aeropuerto de Corvera, que ultima su apertura para enero. / Nacho García / AGM

El alto tribunal sentencia que la exconcesionaria de Corvera no tenía derecho al reequilibrio financiero que exigió a la Comunidad para abrir las instalaciones

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El primer litigio que dio origen a la prolongada 'guerra judicial' entre la anterior concesionaria del aeropuerto de Corvera (Aeromur) y el Gobierno regional ha terminado cinco años después con una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que acaba de dar la razón a la Comunidad Autónoma. El alto tribunal avala la decisión que tomó la Consejería de Obras Públicas en el año 2013 de rechazar el reequilibrio financiero que exigieron Sacyr y sus socios para abrir el aeropuerto, cuyas instalaciones estaban ya terminadas en aquella fecha.

Para el tribunal, Aeromur incumplió una de las obligaciones esenciales del contrato, como era la puesta en explotación del aeropuerto en una fecha determinada, pese a todas las actuaciones de la Comunidad Autónoma para que su apertura se hiciera posible. Detalla que «no cumplió en plazo las exigencias establecidas legal y reglamentariamente para que le fuera otorgada la autorización» por parte del Ministerio de Fomento.

El Gobierno regional ha ganado hasta ahora todos los recursos presentados por la constructora, como accionista mayoritaria, y con este último fallo queda prácticamente agotada la contienda judicial en los aspectos más controvertidos. Si bien la sentencia es recurrible ante el Tribunal Supremo, el camino queda más despejado para que opere la nueva concesionaria. Otra sentencia anterior validó también la rescisión del contrato que aprobó el Gobierno regional en septiembre de 2013.

Los magistrados reprochan a Sacyr que la Comunidad siga pagando el aval de un aeropuerto aún cerrado

Aquel primer recurso de Sacyr contra la orden de la Consejería fue el detonante de los cuatro años de conflictos que arrastró el aeropuerto, con las puertas cerradas, hasta que fue adjudicado el año pasado a Aena para que se encargue de la explotación. Los magistrados de la Sala Primera de lo Contencioso Administrativo del TSJ, compuesta por Consuelo Uris, Indalecio Cassinello y Gema Quintanilla, fallaron el pasado día 5 a favor de la Comunidad Autónoma e impusieron el pago de costas a Aeromur, a la que reprochan haber actuado «con temeridad y mala fe al mantener un recurso que ha perdido su objeto», según la resolución a la que ha tenido acceso 'La Verdad'.

Aeromur se 'plantó'

Aeromur se 'plantó' a principios del año 2013 solicitando dinero a la Comunidad para abrir el aeropuerto ya construido, argumentando causas sobrevenidas que habían alterado el equilibrio de la concesión, como la crisis económica, la dificultad de acceder a préstamos de la banca y cambios en la normativa aeroportuaria. La Consejería, entonces en manos de Antonio Sevilla, no aceptó las condiciones de Sacyr, entre ellas alargar 39 meses el periodo de concesión (con 5 años adicionales). También se denegó un préstamo participativo de 160 millones de euros, o unos ingresos mínimos que garantizaran el abono de los gastos operativos.

Meses después de este recurso y tras unos intentos fallidos para reconducir el proyecto, el Gobierno regional rescindió el contrato, aunque posteriormente hubo otras negociaciones para restablecer la concesión y abrir el aeropuerto por parte de Sacyr, que también naufragaron.

El TSJ desmonta cada una de las alegaciones de Aeromur y le recuerda que el cierre del aeropuerto de San Javier -que puso como condición para abrir Corvera- no estaba incluido en el contrato. Los magistrados también rechazan que la crisis económica fuera una causa ajena que impidiera abrir el aeropuerto, y recuerdan que la Comunidad tuvo que hacer frente a un aval. «El incumplimiento de la demandante dio lugar a la ejecución del aval prestado por la Comunidad, estando a día de hoy el aeropuerto sin funcionar y pagando la Administración concedente la deuda de la concesionaria».

Satisfacción del Ejecutivo

El Gobierno regional consideró ayer que la sentencia «ratifica y avala el buen procedimiento, y la actuación rigurosa y diligente desarrollada por la Administración regional, tanto en la resolución del contrato como en todas las actuaciones posteriores». Añadió que la resolución judicial «castiga a la exconcesionaria por la temeridad y mala fe al mantener procedimientos judiciales reiterando cuestiones ya resueltas por sentencia firme para hacer daño al interés general», con la confirmación de la incautación de la garantía total y la imposición de costas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos