La Policía busca a un joven por una brutal agresión a tres personas en Molina de Segura

El ataque se produjo el día de Año Nuevo y el sospechoso, detenido poco después, quedó libre al no ser identificado

Juan Luis Vivas
JUAN LUIS VIVAS

Tres personas fueron agredidas brutalmente por un joven al que la Policía Nacional sigue la pista desde el mismo día en que sucedieron los hechos: el 1 de enero. Las agresiones fueron denunciadas en la Comisaría de Molina de Segura y el sospechoso, de unos 24 años, fue localizado y detenido, pero horas después fue puesto en libertad por falta de testigos que lo identificaran para vincularlo con los ataques.

El agresor comenzó a dar muestras de su conducta violenta en un salón de juegos de azar y apuestas deportivas situado en la avenida de Madrid. En este local lanzó una botella al aire que impactó contra el rostro de un cliente, produciéndole un corte en un pómulo. No quedó satisfecho con ello, puesto que al salir del citado establecimiento, en compañía de tres amigos, decidió emprenderla a golpes con un hombre que lo único que estaba haciendo era pasear por la calle La Noria. Este peatón sufrió el ataque por sorpresa y fue golpeado en el suelo de forma indiscriminada por la misma persona. Como consecuencia de la paliza, el hombre sufrió una fractura craneal y quedó conmocionado, llegando a padecer amnesia temporal.

También sufrió policontusiones en diversas partes del cuerpo a causa de las patadas que le infligió. De tal gravedad eran las lesiones que presentaba que fue trasladado de urgencia al hospital Morales Meseguer y posteriormente lo derivaron al Servicio de Urgencias de La Arrixaca. Las violentas 'andanzas' de este joven, acompañado de los citados tres amigos, prosiguieron en otro salón de juego situado en la calle Profesor Joaquín Abellán.

Atacó a una chica, menor de edad, en la puerta de un salón de juego de la calle Profesor Joaquín Abellán

En la puerta de este local se encontró a una chica, menor de edad, a la que también atacó. Los vecinos de la zona alertaron a la Policía Local y a la Policía Nacional. Los agentes interceptaron al agresor, que fue trasladado a la Comisaría, pero, al parecer, según fuentes próximas a las víctimas, no había testigos que identificaran al violento joven.

Transcurrida más de una semana de estas agresiones, la suerte del presunto autor podría cambiar sustancialmente al haber sido identificado por una de las personas que presenció sus ataques. De hecho, fuentes próximas a la investigación aseguran que «hay una persona que puede identificar al agresor, por lo que podría ser detenido y puesto a disposición judicial en las próximas horas».

 

Fotos

Vídeos