Podemos responsabiliza a Cs de que la extrema derecha esté en la Mesa de la Asamblea Regional

Óscar Urralburu jura el acta de diputado, este martes, en la Asamblea Regional./Antonio Gil / AGM
Óscar Urralburu jura el acta de diputado, este martes, en la Asamblea Regional. / Antonio Gil / AGM

Óscar Urralburu asegura que «es un día triste para la democracia porque la formación naranja vuelve a frustrar el deseo de cambio y regeneración»

EPMurcia

El secretario general de Podemos en la Región de Murcia, Óscar Urralburu, lamentó que este martes es un «día triste» para la democracia porque Ciudadanos «ha vuelto a frustrar, una vez más, las expectativas y el deseo de cambio y de regeneración» por parte de la población murciana. En la rueda de prensa posterior al acto de constitución de la Asamblea, Urralburu lamentó que Cs «ha vuelto a incumplir sus promesas y a decepcionar el voto de su electorado» porque, una vez más, «ha entregado las llaves de la mesa a los ultras de VOX, a los que no creen en la pluralidad y diversidad de los españoles».

«No nos gusta que la extrema derecha esté sentada en la Mesa», reconoció el líder de Podemos, quien hizo «directamente responsables» de ello a la formación naranja. «Es una traición expresa al Estatuto de Autonomía que aprobamos hace unos meses, y con el que la Región se abría a nuevos derechos y se reconocía que la Comunidad era plural y diversa».

Reprochó, además, la existencia de un «teatrillo indecente, como si la ciudadanía no supiera lo que está ocurriendo, como si no supiera que lo que se ha producido es la entrega de ese poder a la extrema derecha». En su opinión, la Mesa de la Asamblea resultante es «más pobre que la anterior, donde no se puede hablar de igualdad, y donde hay más de retórica que de hechos y más de confusión que de libertad», tal y como «se ha ejemplificado» con el discurso del nuevo rpesidente, Alberto Castillo.

Uralburu dijo tener la sensación de que «hemos asistido a esa vuelta al pasado que se está vaticinando a con respecto a la propuesta del próximo gobierno» regional. No obstante, señaló que en Podemos «seguimos pensando que era necesario un cambio de gobierno» y le hubiera gustado «que tanto la mesa como el gobierno fuera diferente», ya que «la ciudadanía está cansada de engaños y esto no vaticina nada bueno para la próxima constitución» del Ejecutivo.

«Nos parece que la legislatura no va a tener la capacidad de diálogo que hemos visto en la anterior, donde las distintas fuerzas teníamos que alcanzar acuerdos», según Urralburu, quien tiene la sensación de que «todos los acuerdos están prescritos»