¡Vámonos a coger setas!

Momento de la recolecta en la Sierra de Carrascoy./
Momento de la recolecta en la Sierra de Carrascoy.

Las condiciones climatológicas de los últimos días favorecen el crecimiento de buen número de estos hongos en la Región. Tres aficionados a la micología nos enseñan cómo recolectar ejemplares en la Sierra de Carrascoy

ADRIÁN L. SANTOSMurcia

Con la llegada del otoño, la naturaleza se transforma y modifica su color, las hojas caen poniendo a nuestros pies,una mullida alfombra que hace las delicias para que setas y hongos comiencen a despertar.

Pasear, observar, estudiar, disfrutar del paisaje o, simplemente, respirar aire puro. Cualquier escusa es válida para visitar las montañas de la Región de Murcia en busca de este manjar. A la Sierra de Carrascoy, Francisco García, recolector de setas, lleva viniendo junto a su hijo Ismael desde hace años y asegura que «no es fácil encontrar un sitio como éste». Y advierte de que lo importante a la hora de salir al campo a recolectar setas es tener un mínimo de conocimiento sobre cuáles se pueden llevar a casa, puesto que muchas son tóxicas y no deben emplearse para consumo. Este hecho no justifica en ningún caso que estas setas deban arrancarse porque, sostiene, «lo importante es no tocarlas, la naturaleza hay que dejarla como está, y si somos recolectores, debemos coger solo las que conocemos».

En el mundo de las setas y los hongos se conocen unas 100.000 especies diferentes. España, con unas 2.000 conocidas, unas escasas y de difícil identificación y otras comunes y fácilmente identificables, es uno de los países más ricos en variedad micológica. En la Región de Murcia, la temporada de las setas es corta debido a los condicionantes climáticos, limitando la temporada casi exclusivamente al mes de noviembre, y aunque no es uno de los territorios más ricos en hongos del país, atesora unas 1.300 variedades, más de cien de ellas comestibles.

Por su parte, David López, docente del Centro de Cualificación Turística (CCT) y del grado de Gastronomía de la UCAM, aconseja «cortar con una navaja, dejando el pie del hongo en el terreno». Si se actúa así, añade, «es probable que en dos o tres días crezca otra de un tamaño considerable para volver a cogerla». Además, explica cómo cocinar los dos kilos que entre, níscalos 'lactarius' y negrillas 'tricholoma terreum' han recogido. «Las acompañaremos con un pan de setas y directamente las cocinamos por una cara y luego por la otra, añadiéndole un poco de sal y aceite infusionado de romero». Además, en la página web de este cocinero se pueden encontrar algunos platos preparados a base de setas.

Sus propiedades alimenticias son comparables a las de los vegetales; noventa por ciento de agua, ricas en proteínas vegetales, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibras, a la vez que son pobres en grasas. Se calcula que su valor nutritivo es mayor que el de las legumbres. Está claro, para los amantes de los esporocarpos, no hay escusas.