El Plan de Vivienda prevé la creación de 3.000 empleos en el sector en cuatro años

Presentación del Plan de Vivienda 2018-2021./CARM
Presentación del Plan de Vivienda 2018-2021. / CARM

Las convocatorias para acceder a las líneas de ayudas quedarán abiertas a lo largo del próximo mes, aseguran desde la Comunidad

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

La creación de 3.000 empleos en el sector de la edificación. Eso es lo que espera que aporte de forma directa a la economía regional el nuevo Plan de Vivienda 2018-2021, que permitirá la mejora y rehabilitación de inmuebles, facilitando también el acceso al alquiler, así como el impulso de la vivienda de protección oficial, entre otras medidas.

El consejero de Fomento e Infraestructuras, Patricio Valverde, así lo expuso ayer en un encuentro con el presidente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la Edificación, Antonio Mármol, y parte de su junta directiva, en el que destacó «las grandes oportunidades de empleo» que supone la puesta en marcha de las ayudas del plan, que serán un estímulo para las personas que se dedican al sector».

80 millones de euros

El montante económico del plan asciende a un total de 80 millones de euros, de los que 60 millones son aportados por el Estado y 20 millones por parte de la Comunidad Autónoma. Las convocatorias para solicitar las ayudas, tanto para empresas como particulares, quedarán abiertas a lo largo del próximo mes.

Valverde se refirió a cuatro programas que inciden en aparejadores y arquitectos técnicos. El primero está destinado al fomento del parque de viviendas en alquiler, que cuenta con un presupuesto de 13,88 millones de euros, y va dirigido a subvencionar obra nueva como la rehabilitación.

Otra línea de subvención, dotada con más de 14 millones de euros, fomenta la conservación, mejora de la seguridad de utilización y la accesibilidad. Gracias a este programa, las personas que quieran hacer más accesibles el interior de sus viviendas y los espacios comunes de sus edificios podrán obtener ayudas de 8.000 a 17.000 euros por vivienda.

La instalación de ascensores, rampas de acceso a edificios o plataformas salvaescaleras son objeto también de esta subvención. Además de videoporteros, automatismos en puerta o luminarias, así como la adaptación de baños y cocinas.

El consejero indicó que la cuantía varía en función del grado de discapacidad de los solicitantes que, en cualquier caso, tienen que residir en una vivienda construida antes del año 1996.

Patricio Valverde presentó las novedades de las subvenciones al Colegio Oficial de Aparejadores

El plan cuenta, igualmente, con un programa de viviendas para mayores y personas con discapacidad cuyo presupuesto asciende a 4,81 millones de euros. El objetivo de estas subvenciones es la construcción de viviendas en régimen de alquiler o cesión de uso. Los beneficiarios pueden ser administraciones públicas, empresas y ONG. Las ayudas pueden alcanzar los 400 euros por metro cuadrado, con un máximo del 40% de la inversión, y de hasta 9,5 euros/m2 en cuanto al precio de alquiler.

Visados en 2018

4.720
viviendas fueron visadas en la Región en el primer semestre de este año, frente a las 4.269 de 2017.
11%
es la tasa de crecimiento interanual de proyectos, según los datos del Colegio de Aparejadores.

Por su parte, el representante de los aparejadores señaló que «estas ayudas tienen un carácter social importante, tanto para las personas con una situación más vulnerable como para ayudar a recuperar el sector».

Eficiencia energética

Otra de las líneas de ayudas del Plan de Vivienda va destinada a la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad de las viviendas, que podrá beneficiar tanto a empresas como a particulares, y contará con ayudas desde 12.000 a 24.000 euros, dependiendo de las características del solicitante. Además, no requieren del visto bueno de toda la comunidad de vecinos, lo que supone una garantía para los interesados.

Además de las subvenciones del plan, Valverde explicó que su departamento cuenta en su presupuesto con un millón de euros en ayudas destinadas a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y la factura eléctrica en los hogares de la Región de Murcia. La mejora de la eficiencia energética en las viviendas se realizará a través de ayudas para la sustitución de climatizadores y calderas y adquisición de captadores solares térmicos para agua caliente.