El PP pide en la Asamblea mecanismos de control para evitar errores en los libros de texto

Imagen del mapa erróneo del libro, con Murcia en el litoral./LV
Imagen del mapa erróneo del libro, con Murcia en el litoral. / LV

Ciudadanos acusa a la Consejería de Educación de «dejación de funciones» por los errores en los contenidos de Primaria

LA VERDADMurcia

La diputada regional del Partido Popular, Elena Ruiz, pidió este martes en una moción registrada en la Asamblea Regional, el establecimiento, por parte de las editoriales y con la colaboración de los centros educativos, de mecanismos de control que eviten la existencia de contenidos erróneos en los libros de texto.

Una petición realizada a la consejería de Educación, Juventud y Deportes tras conocer los fallos detectados en determinados manuales de ciencias sociales sobre contenidos y referencias históricas y geográficas de Cartagena, nuestro objetivo es que las editoriales se subsanen los errores pero también que se implante algún protocolo o procedimiento para impedir la repetición de este tipo de situaciones. Un procedimiento, que según la diputada popular, requiere la imprescindible colaboración del profesorado.

Ruiz considera que el caso de los errores localizados sobre Cartagena, la consejería de Educación ha actuado con rapidez al solicitar a las editoriales la revisión de los textos y advertir a los docentes de los centros afectados. En este sentido, añade la conveniencia de que se extreme el cuidado en lo concerniente a los contenidos referidos sobre la Región de Murcia, teniendo en cuenta su rica historia y variada Historia. Y ha recordado que en nuestra Región contamos con una de las ciudades más antiguas de la Península Ibérica, Cartagena, fundada por el general Asdrúbal hacia el año 230/229 aC., emporio comercial y militar a lo largo de su historia, que no puede ser excluida en un mapa donde se coloca el anagrama de puerto.

La parlamentaria regional del PP estima que deben arbitrarse medidas preventivas con el fin de evitar incidencias que esta naturaleza, algo que no es nuevo, ha afirmado para recordar que hace unos años una editorial situó el Mar Menor y el río Segura en la Comunidad Valenciana. Así mismo, también ha hecho referencia a la reciente queja del gobierno de Aragón que pedía la rectificación de unos de libros de texto en los que se citaba una inexistente Corona catalana-aragonesa que impulsó el comercio, dentro de una unidad didáctica sobre el periodo medieval en el que se analizaba la sociedad y economía de los reinos cristianos.

En contexto

Ciudadanos acusa a Educación de «dejación de funciones»

El portavoz de la formación naranja, Manuel Padín, informó de que ha trasladado todos estos datos erróneos a sus compañeros en la Asamblea Regional para corregir esta «dantesca y surrealista» situación.

Cs Cartagena pidió que la consejera de Educación, Adela Martínez Cachá, dé las explicaciones que se requieren porque «si un libro de Primaria no sabe ubicar un municipio como Cartagena o se menciona erróneamente una diócesis, ¿qué otros errores se han podido cometer a nivel histórico?, la pérdida de confianza en la veracidad y en el rigor en los contenidos que estudian nuestros hijos se ha roto en mil pedazos en este momento, y requiere una respuesta por parte de la Administración pública lo suficientemente contundente para lograr restituirla», sostuvo Manuel Padín, que en este sentido pidió a su Grupo Parlamentario que solicite a la Alta Inspección Educativa un informe o evaluación detallada y urgente de los libros de texto objeto de esta polémica. Por otra parte, para evitar que esto pueda ocurrir de nuevo, el portavoz naranja considera que es necesario «debatir de nuevo el sistema a través del cual se confeccionan los currículos educativos en esta Comunidad y replantear la relación entre las editoriales y la Consejería de Educación para implantar nuevos y mejores métodos de control que salvaguarden la calidad y la objetividad de nuestros planes de estudio».

«No es de recibo que el PP haya salido públicamente vertiendo toda la culpa a las editoriales y, como es habitual en este partido, sin asumir ni un gramo de responsabilidad en esta polémica; ¿acaso no existe ningún control público sobre lo que estudian nuestros hijos? ¿tienen que ser los padres los que supervisen los datos e identifiquen los problemas?», se preguntó el portavoz de Cs que consideró que «a estas alturas, al comienzo de la temporada escolar, si no es posible retirar o modificar los textos, creo que lo importante es frenar el perjuicio y el daño que estos errores puedan causar al conocimiento de nuestros chavales estableciendo un protocolo urgente de información al profesorado de la Región de Murcia para que se subsane de manera verbal el sinsentido de los hechos escritos en esos libros».

«Si el PP no es capaz de controlar la educación que se da a nuestros hijos, no merece asumir esta competencia», concluyó Manuel Padín.

Por su parte, el diputado regional, Juan José Molina, mostrado su sorpresa ante esta situación y se ha preguntado «qué es lo que le estamos enseñando a nuestros niños». En este sentido Molina señaló que la Consejería de Educación no puede escudarse en que la responsabilidad es de la editorial ya que la administración tiene la obligación de revisar los contenidos antes de que los libros se pongan en circulación para comprobar que los contenidos son los adecuados y subsanar los posibles errores que se hayan podido cometer, que en este caso son obvios y muy graves».

«Por tanto, ha habido, como mínimo, una dejación de funciones en el trabajo que tiene que realizar la Consejería de Educación supervisando los materiales que se utilizan para enseñar a nuestros niños y por ello deberían ofrecer las explicaciones pertinentes», añadió el diputado de la formación naranja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos